Abrazos binacionales

José Luis B Garza
José Luis B Garza

Por José Luis B. Garza

Alguien dijo alguna vez que la frontera entre Estados Unidos y México es como un tercer país. La referencia obviamente es con respecto al territorio en conjunto que abarca la franja fronteriza de las dos naciones y a los habitantes de las mismas que, a través del tiempo, han vivido más que como vecinos, como socios y, parafraseando a autoridades de ambos lados que cada vez lo dicen con más frecuencia, como familia.
Las autoridades y residentes fronterizos siguen de cerca los acontecimientos que se han derivado del cambio de gobierno estadounidense entre asombrados en alerta constante, pero sin dejar de dar continuidad a las relaciones entre las poblaciones de ambos lados de la frontera que las han distinguido a través de los años y que podrán ser afectadas, pero no bloqueadas.
La mejor prueba de lo anterior son los encuentros que se han dado entre representantes de autoridades de ambos lados, en gran parte manteniendo tradiciones pero, hay que admitirlo, impulsadas también por el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca quien, es bien sabido, tiene doble nacionalidad y parte de su formación profesional la tuvo en Estados Unidos.
Así, nada detuvo a Jesús de la Garza, presidente municipal de Matamoros, para que durante la realización de las tradicionales Fiestas del Charro se fundiera en un abrazo con Tony Martinez, alcalde de la ciudad vecina y hermana de Brownsville.
Similar acción tuvo lugar entre los ediles de Nuevo Laredo y Laredo, Enrique Rivas Cuéllar y Pete Saénz, durante la celebración del Día de los Presidentes sobre el puente internacional Juárez- Lincoln, mismo lugar donde se encontraron posteriormente el gobernador Cabeza de Vaca y el comisionado de Agricultura de Texas, Sid Miller, el jueves pasado.
Seguramente un acto similar presenciarán organismos representativos de las ciudades de Hidalgo, Texas, y Reynosa, Tamaulipas, cuando se den sus alcaldes, Martín Cepeda y Maki Ortiz, el abrazo sobre el puente internacional, preámbulo de las festividades de BorderFest que tienen lugar en Hidalgo este fin de semana.
Lo anterior sin contar la reunión a principios del mes de febrero, auspiciada por la Cámara de Comercio de McAllen y la Federación de Cámaras de Comercio de Tamaulipas, donde, contando con autoridades del Valle de Texas y del Estado de Tamaulipas, y con directivos nacionales de organismos del comercio organizado así como representantes de algunos de los municipios, se produjo un extraordinario acercamiento y diálogo que trajo como consecuencia que se estableciera una agenda de trabajo común en materia de comercio y migración que se encuentra ya en proceso de implementación al dársele el debido seguimiento.
Como dirían, la vida sigue. Las tradiciones sobreviven y los lazos de amistad y hermandad se mantienen en medio de nubarrones que amenazan con afectar la vida fronteriza.

Comparte tu opinión.

COMPARTIR
Artículo anteriorResolviendo sus dudas
Artículo siguienteVida y Salud