Baja la captación de impuestos de McAllen

El alcalde Jim Darling habló acerca de los factores que afectan la captación de impuestos de McAllen. “Están fuera de nuestro control”, dijo.

• “La retórica negativa y fluctuación del peso, la causa”

• ”Nos afectan cosas que no podemos controlar”, Darling

McAllen.- Según cifras oficiales de la Contraloría del Estado de Texas, la ciudad de McAllen sufrió pérdidas sustanciales en lo que va del año en la captación de impuestos. La oficina presidida por Glenn Hegar indicó en su último reporte que se sufrió una pérdida de más de un millón de dólares en lo que va del año, lo que representa el 6.01 por ciento comparativamente a los ingresos obtenidos el año anterior.

Al respecto, el alcalde de la ciudad, Jim Darling, confirmó lo anterior y explicó que mucho se debe a factores que ellos no pueden controlar.

“Hay muchas cosas que nos afectaron y que no podemos controlar; una de ella es la devaluación del peso; otra, la retórica de Washington, que afecta particularmente no a la frontera sino a las ciudades del interior de la República”.

También mencionó el crecimiento de las compras en línea y la competencia del resto de las ciudades.

“A nuestros alrededores el comercio está creciendo, y regularmente monitoreamos ciudades como Mercedes porque ellos en gran parte también dependen de los ingresos de los mexicanos y vemos que también están siendo afectadas”.

Darling enfatizó que uno de los factores que más ha afectado es la retórica que sale de Washington.

“Nosotros de alguna manera estamos tratando de dar el mensaje que nosotros los apoyamos”.

“Iniciaremos una campaña publicitaria en donde estaremos llevando el mensaje al consumidor mexicano, que no sólo queremos su comercio, sino que somos familia, amigos y socios comerciales.

“Que estamos aquí para ellos, que son bienvenidos, y también trabajaremos con los diversos comercios de la ciudad para encontrar formas de favorecer el tipo cambiario, en lugar de hacer sólo descuentos, aliviando un poco la fluctuación del peso”, añadió.

“De hecho, he estado observando que el peso sube cada vez que hay alguna retórica negativa sobre el comercio internacional en Washington, pero cuando hay comentarios más neutrales o menos negativos, el peso tiende a bajar.

“Esto definitivamente nos está afectando, porque si alguien cree que lo que sucede en Washington no afecta al peso tiene que rectificar su información, porque está muy equivocado”, afirmó el edil.

ALCADE ESPERA MEJORIA

Conforme el número de personas solicitando asilo de Centroamérica continúa en descenso, el alcalde se mostró optimista al predecir que espera mejoría.

Recientemente las cifras de solicitudes de asilo ha bajado muchísimo, en parte por las políticas recientes, lo que significa que en Washington ya no pueden catalogar esto como una “crisis fronteriza”, lo cual para mi nunca lo fue, expresó Darling.

“Esto nos debe llevar a quitar ese ‘“estigma”, lo que en consecuencia puede reducir la retórica sobre “los peligroso de la frontera” y en cambio proporcionen lo que realmente necesita la Patrulla Fronteriza; ya sea un muro, una barda, helicópteros, equipo, no sé, lo que se necesite, y eliminar esa mala imagen que se tiene de nuestra frontera”.

“La idea es mitigar toda la retórica negativa, y así volver a tener la relación cordial con México, para poder restablecer el comercio bilateral que mantenga una economía fuerte en esta frontera. Lo que beneficia a nuestros ciudadanos”.

Por otra parte, expresó que “estamos haciendo preparativos, de hecho previniendo los decrementos reajustamos nuestro presupuesto de la ciudad.

“Encontramos formas de bajar los costos internos, se hicieron recortes y se están viendo formas alternas en las que podamos generar ingresos, como en los cruces internacionales, que beneficien a los miembros de la comunidad”.

El alcalde, reflexivo, concluye que “Nos estamos anticipando, porque me tocó vivir la gran devaluación del peso en el 94, y es por ello que hemos estado hablando con los comerciantes del centro, donde ya se comenzaron a realizar recortes de personal, y sinceramente me siento muy mal por todos los trabajadores que han perdido sus empleos. Pero estamos tratando de contribuir con estrategias que los ayuden, y a la vez, reducir costos en la ciudad para que no lleguemos a tener pérdidas que nos lleven a incrementar los impuestos de los contribuyentes”.

Comparte tu opinión.