Bert Ogden Arena con Sol

Luis Miguel brilló en la gran apertura del nuevo centro de espectáculos

Por José Luis B. Garza y José Coronado

Más de nueve mil personas presenciaron la actuación de “El sol de México”, Luis Miguel, quien en una noche de esplendor brindó lo mejor de sus interpretaciones y marcó, así, el inicio de las actividades de la Bert Ogden Arena, estableciendo para el Valle de Texas un antes y un después en materia de presentación de espectáculos.

A partir del viernes la vida del entretenimiento y los grandes eventos tiene otra dimensión.

Un entusiasta público proveniente de ambos lados de la frontera empezó a llenar la colosal construcción ubicada en la ciudad de Edinburg para ocupar un lugar y presenciar el espectáculo que, desde los días inmediatos posteriores a su anuncio, reportó un “sold out”.

Con minutos de retraso en espera de que la entusiasta audiencia lograra ingresar al lugar techado más grande de su tipo en el sur de Texas, apareció el ídolo musical en el escenario que, al influjo de su presencia, arrancó los aplausos de una concurrencia que, ansiosa, esperaba  la noche de ese viernes para ver su presentación.

El ídolo musical brilló en su máximo esplendor durante las casi dos horas de concierto en el que brindó soberbias interpretaciones a los asistentes e iluminando el interior de la arena, lugar donde se conjugaron la entrega y el profesionalismo del gran exponente de la música romántica y los aplausos de un público que lo aclamó entusiastamente.

Junto a ocho músicos y tres coristas, Luis Miguel presentó su show con el que recorre importantes ciudades de México, España, Estados Unidos y Canadá, llamado “México por siempre Tour”, con temas pop, boleros y rancheros, con los que enloqueció a un público que nunca dejó de corear y aplaudir a su ídolo por su inigualable voz privilegiada con interpretaciones que le han dado fama a lo largo de su carrera artística.

Con las notas de “Si te vas” comenzó este concierto, seguido de éxitos como “Tú sólo tú”, “Amor, amor, amor” y “Devuélveme el amor”, entre otros.

Acompañado de mariachi, presentó temas de su nuevo disco, “La fiesta del Mariachi”, “Soy lo prohibido”, “Serenata huasteca”, “No discutamos”, “Llamarada”, “El huapango, “El Balajú”, “La Bikina”, para concluir su actuación en medio de un ambiente de gran colorido y festividad en medio de una lluvia de globos y luces multicolores con “Sabes una cosa”.

El cantante arrancó aplausos casi delirantes cuando, en un gesto de agradecimiento a un público entregado, repartió flores entre quienes formaron parte de la audiencia dando fin así, a la interpretación de las canciones que lo catapultaron a la fama, con las que sus seguidores de todas las edades lo identifican.

Los temas clásicos que han consolidado sus 35 años de carrera artística, no podían faltar y en varios popurris los interpretó, siendo algunos de ellos “No me puedes dejar así”, “Palabra de honor”, “La incondicional”, “Ahora te puedes marchar” y “Cuando calienta el sol”.

Una noche en la que el público, desde los diversos lugares del enorme auditorio, así como desde los palcos  montados a todo lujo y confort, atestiguaron la confirmación de la calidad de un ídolo musical y el inicio de actividades de un monumental centro de espectáculos.

Comparte tu opinión.