Cardiólogos presentan resultados de estudios sobre colesterol alto

Nueva Orleans, EUA, (Notimex).- Cardiólogos presentaron los resultados de un estudio clínico sobre una nueva terapia biotecnológica que demostró reducir en uno por ciento la placa de grasa en la arteria coronaria en pacientes con colesterol alto.
De acuerdo con la Federación Mundial del Corazón, una de cada tres muertes en el mundo son resultado de la enfermedad cardiovascular y en México de los 195 mil fallecimientos que se registran al año, 60 se pueden asociar a altos niveles de colesterol, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
En el Congreso de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), los expertos informaron que en el estudio participaron 968 pacientes de 30 países, incluido México.
Señalaron que el estudio arrojó que 64 por ciento de los pacientes experimentaron regresión de la placa de Ateroma a las 78 semanas y el mayor beneficio se encontró en los pacientes con más riesgo cardiovascular.
El jefe del Departamento de Medicina Cardiovascular de la Clínica Cleveland, en Ohio, Steven E Nissen, dijo que los pacientes tratados con el medicamento Evolocumab lograron reducir su colesterol LDL a niveles de 36.6 miligramos por decilitro (mg/dL), muy por debajo de los niveles vistos con otras terapias.
El estudio Glagov ofrece evidencia muy sólida de beneficios clínicos de llevar al paciente a niveles tan bajos de colesterol LDL como 20 mg/dL.
A su vez, el director de la clínica de lípidos de la Universidad de Sao Paolo, Brasil, Raúl Santos, destacó que fue un estudio bien diseñado y los resultados son estadísticamente significativos.
«Se logró una alta tasa de regresión de placa, esto ofrecerá un gran beneficio a los pacientes con colesterol alto», señaló en el auditorio principal del Centro de Convenciones de esta ciudad.
A su vez, en entrevista el director médico de la firma farmacéutica AMGEN, Max Saráchaga, informó que para medir en el estudio la placa de grasa se utilizó la técnica de ultrasonido llamada IVUS.
«Se mete el catéter hasta la arteria coronaria y por medio de ultrasonido se mide el grosor de la placa de grasa, después le dimos a estos pacientes 18 meses de tratamiento y volvimos a medir con otro ultrasonido el tamaño de la placa de la grasa en la arteria», señaló.
El estudio completo fue publicado por la revista JAMA (The Journal of the American Medical Asociation).

Comparte tu opinión.