Conmociona muerte de policía

Mission.- La muerte del policía José Luis “Speedy” Espericueta en cumplimiento de su deber causó un gran impacto en el Valle de Texas; miles de personas dieron muestras de solidaridad en diversos actos que se llevaron a cabo para honrar y darle el último adiós al cumplido elemento de seguridad.

• Muestras de solidaridad en el Valle

Mission.- Grandes muestras de solidaridad de los cuerpos policiacos del Valle de Texas y otras latitudes, así como de los residentes y autoridades del área provocó la muerte del policía José Luis “Speedy” Espericueta, quien falleció en cumplimiento de su deber.

 

Fue el pasado jueves 20 de junio cuando, atendiendo un llamado de una familia, acudió junto con otros elementos policiacos para detener a Juan José Chapa, quien estaba haciendo disparos contra un auto. El agresor intentó escapar de las fuerzas policiacas y cuando “Speedy” intentó alcanzarlo, el fugitivo le hizo varios disparos provocándole la muerte.

Al entrar en acción los demás policías en apoyo del agente del orden caído, Chapa fue abatido por varios disparos del resto de los policías presentes.

MUESTRAS DE DOLOR

Poseedor de brillante historial como policía, su muerte despertó un gran sentido de solidaridad y respaldo de parte de los jefes policiacos del área y autoridades.

Muestras inmejorables de apoyo y condolencias reciben su esposa y dos hijos ante la enorme pérdida.

LA DESPEDIDA

Los restos del policía inmolado fueron velados en una funeraria de la ciudad de Edinburg, desde donde fueron trasladados el lunes a las cuatro de la tarde a bordo de una carroza que fue precedida por una guardia de elementos motorizados de la policía y una impresionante caravana de cientos de patrullas policiacas de las diferentes ciudades del Valle así como de las corporaciones de seguridad estatales, del Condado y federales.

A lo largo del recorrido hubo incontables muestras de solidaridad de parte de los ciudadanos, que ondeando banderas de Estados Unidos y Texas, quisieron manifestar su pesar por la muerte del ejemplar policía.

El cortejo llegó hasta la Iglesia Palm Valley de la ciudad de Mission, ubicada en el 1720 E. Griffin Parkway, donde se dio acceso a la comunidad la tarde de lunes para honrar al infortunado policía.

El martes a las diez de la mañana fue ofrecida una misa en esa iglesia para proceder a ofrecer el último adiós a José Luis “Speedy” Espericueta.

Comparte tu opinión.