Continúan operaciones de control de vectores de mosquitos

EDINBURG, Texas – Con la reciente lluvia torrencial y las inundaciones que afectaron las partes del este del Condado Hidalgo, el inesperado evento climático creó la condición perfecta para un aumento en la actividad de los mosquitos. El condado está coordinando esfuerzos con funcionarios municipales y de precinto para abordar este problema creciente.

Los esfuerzos de control de vectores están en marcha en las áreas afectadas. Sin embargo, las fumigaciones están restringidas por el clima y las condiciones del viento. La mayoría se realizan muy tarde en la noche o temprano en la mañana, cuando la actividad de los mosquitos es mayor y el viento está en calma. El larvicida se está usando en áreas con agua estancada.

Este esfuerzo en conjunto tiene como objetivo reducir la amenaza de enfermedades transmitidas por mosquitos como Zika, Dengue, Chikungunya, Nilo Occidental y otros.

Entre las medidas preventivas que deben implementar las personas en todo el Condado de Hidalgo contra las picaduras de mosquitos se encuentran usar repelente de insectos aprobado por la EPA cada vez que salgan al exterior, cubrir la piel expuesta con pantalones largos y camisas de manga larga siempre que sea posible, eliminar el agua estancada en los domicilios y alrededor de ellos, incluso en botes de basura, juguetes y neumáticos; reparar ventanas y pantallas de puertas para mantener alejados a los mosquitos, limitar las actividades al aire libre durante las horas pico de los mosquitos, que son el atardecer y el amanecer, usar un larvicida en agua que no se puede drenar para evitar que los mosquitos se conviertan en adultos que pican, podar el césped para evitar la reproducción, vaciar macetas y cualquier otro recipiente para que los mosquitos no puedan poner sus huevos.

Comparte tu opinión.