Corazón saludable en mediana edad reduciría riesgo de futura demencia

Houston,  (Notimex).- Un nuevo estudio sugiere que aquellas personas que tienen factores de riesgo para padecer una enfermedad cardiaca en la edad media también están más expuestos a desarrollar demencia más adelante en su vida, por lo que mantener el corazón saludable beneficia al cerebro.

Durante 25 años, investigadores estadounidenses analizaron información de más de 15 mil adultos en Estados Unidos que tenían edades de 45 a 64 años cuando comenzó el estudio y encontraron que cerca de mil 500 participantes desarrollaron demencia.

Las personas que tenían diabetes o presión arterial alta al inicio de la investigación, o que fumaban en ese momento, factores que aumentan el riesgo de enfermedades del corazón, estuvieron en mayor riesgo de desarrollar demencia hacia el final del estudio.

Los participantes con diabetes en la mediana edad fueron 77 por ciento más propensos a desarrollar demencia, en comparación con aquellos sin esa enfermedad en la edad madura, de acuerdo con los resultados del estudio publicados en la revista científica Live Science.

Los voluntarios fumadores tuvieron 41 por ciento más probabilidades de desarrollar esa condición que quienes no tenían ese hábito, mientras que los hipertensos lo fueron 39 por ciento más que las personas cuya presión arterial era normal.

“La salud del sistema vascular en la mediana edad es muy importante para la salud del cerebro”, afirma la doctora Rebecca Gottesman, profesora de neurología y epidemiología de la Universidad de Johns Hopkins , en Baltimore, e investigadora principal del estudio.

“Si usted quiere proteger su cerebro a medida que envejece deje de fumar, vigile su peso y acuda al médico para detectar y tratar de manera oportuna la presión arterial alta y la diabetes”, sugiere Gottesman, quien presentó el estudio en la Conferencia Internacional de Apoplejía de la American Stroke Association.

La demencia se refiere a un grupo de síntomas, tales como pérdida de memoria y problemas de comunicación, que resultan de cambios en el cerebro, y existen muchas enfermedades y condiciones que pueden causarla.

Los investigadores precisan que su estudio no examinó si el tratamiento de los factores de riesgo de enfermedad cardíaca reduce la posibilidad de demencia, por lo que aseguran hace falta más investigación para conocer cómo es que aumentan el riego de esa condición.

Comparte tu opinión.