Dan “empujón” a tres nuevos camiones de bomberos en McAllen

• Entrega la ciudad casi dos millones de dólares en equipo contra incendios a estaciones de bomberos

Por José Luis B Garza

McAllen.- Con una inversión de casi dos millones de dólares, el Departamento de Bomberos de McAllen llevó a cabo una especial ceremonia el jueves anterior para incorporar en varias de sus estaciones tres nuevos camiones con el fin de reforzar la flotilla de unidades motrices con las que cuenta.

Las unidades son Pierce Impel Pumpers y cuestan $ 650,000 cada una. Cada camión está equipado con un motor diesel Cummins, lleva 500 galones de agua a bordo de la unidad, cuenta con 1,000 pies de manguera de suministro de 5 pulgadas y más de 500 pies de manguera de ataque contra incendios, con la capacidad de bombear 1,500 galones de agua por minuto.

Las nuevas unidades se asignarán a las estaciones de bomberos No. 2, ubicada en Harvey y Main Street; la estación de bomberos No. 3,  en Pekín y Dallas y la estación de bomberos No. 5, en la Calle 23, esquina con Dove. En cada una de ellas se llevó a cabo una tradicional ceremonia.

Una larga tradición en el servicio de bomberos es «hacer retroceder» un nuevo aparato contra incendios cuando se recibe y se pone en servicio. Esta tradición se remonta a la época en que los «camiones de bomberos» eran en realidad aparatos tirados por caballos. Los primeros bomberos, carros tirados por caballos, carros de escaleras, etc., tuvieron que ser empujados a la estación a mano, explicó el subjefe de bomberos de. McAllen que condujo la ceremonia, Jim Schultz.

“Los motores de vapor que siguieron pudieron ser respaldados por los ingenieros, pero era difícil alinear las conexiones del sistema de vapor en el motor con las de la estación, por lo que los caballos fueron desconectados y las unidades impulsadas a vapor a menudo también fueron empujados hacia atrás en la estación a mano.

Todo este operativo a mano se convirtió en discutible cuando los vehículos autopropulsados con motores de combustión interna ​​entraron en funcionamiento; pero el servicio de bomberos mantiene la tradición y  hace todo lo posible por honrar y rendir homenaje a los antiguos miembros  ​​que tuvieron que introducir sus unidades en la estación empujando manualmente.

El administrador de la ciudad, Roy Rodríguez, destacó la enorme inversión que se hizo para garantizar la seguridad de los residentes de McAllen “creo que es la primera ocasión en que se hace entrega de un monto de tal magnitud en camiones para el servicio de bomberos”, expresó.

Comparte tu opinión.