Deforestación en Amazonia está adelgazando a los peces estudio

Río de Janeiro, (Notimex).- La deforestación del bosque amazónico provoca un aumento de hasta seis grados de la temperatura del agua en las cabeceras de los ríos, y repercute en el tamaño de los peces de la mayor selva tropical del planeta, según un estudio publicado en la Universidad de Sao Paulo (USP).

Experimentos realizados en laboratorios muestran que los peces amazónicos pueden tener hasta 16 por ciento menos de masa corporal si la temperatura del agua es mayor por causa de que, en un área deforestada, la copa de los árboles no bloquea los rayos solares.

“Lo que sucede es que la radiación solar incide directamente en el suelo y en la superficie del agua”, explicó el biólogo Luís Schiesari, de la USP y coautor del artículo científico.

Los investigadores midieron las temperaturas de las aguas en seis cabeceras de ríos que desembocan en el río Xingú, uno de los más importantes de la Amazonía brasileña, y observaron que había diferencias de temperaturas entre las regiones más deforestadas y las más preservadas.

Abierta masivamente a la exploración de recursos naturales y a la expansión de la agricultura y la ganadería desde la década de 1960, la Amazonia brasileña perdió cerca del 18 por ciento de su selva originaria en cuatro décadas, lo que generó numerosas transformaciones en la región.

Ecologistas y científicos expertos en la Amazonia advierten que la selva amazónica, el mayor bosque tropical del planeta, podría estar cercana a un punto de no retorno en el que la selva iría transformándose paulatinamente en una sabana, según expertos.

Con cerca de una quinta parte de todos los recursos de agua dulce superficial de la Tierra y una extensión de selva cercana a dos tercios del territorio continental de Estados Unidos, la Amazonia es considerada fundamental para el planeta y la lucha contra el cambio climático, así como para generar el ciclo de lluvias en América del Sur.

Comparte tu opinión.