Después de la Elección

Por Alfredo Cuéllar
 
Este artículo lo escribo, 36 horas antes de que se declare oficialmente un triunfador en las elecciones presidenciales de los EE. UU.
 
Mis cálculos anticipan lo siguiente.
 
1)  PRIMERA MUJER PRESIDENTA
Hillary Clinton será la triunfadora.  A diferencia de lo que se anticipa, mis análisis auguran que Hillary obtendrá muy cerca de 300 votos electorales, es decir bien sobradamente de los 270 necesarios.
 
2) VOTO LATINO HARÁ LA DIFERENCIA A FAVOR DE HILLARY
Los votantes de origen latino abrumadoramente y directamente harán importante diferencia en la mayor parte de los estados donde las votaciones son reñidas.  Los africo-americanos tendrán una modesta participación, por lo tanto, la nueva administración tendrá una deuda con la población hispana.  Esa deuda solo tiene una forma de pagarse: la reforma migratoria que Obama no logró.
 
2) VOTO FEMENINO HISTÓRICO
Esta votación marcará un hito con el voto de las damas favoreciendo a Hillary que será histórico.  Ese voto, no solo se relaciona con el apoyo a la candidata por su género, sino por la indiscutible aversión que causó Trump con su falta de respeto a las mujeres.
 
3) ARIZONA
Mis análisis no permiten asegurar que Arizona será azul (demócrata y favoreciendo a Hillary), que es también otro hito histórico dado que ha sido un estado 100% republicano (rojo). Sin embargo si la votación final de Arizona no favorece a Clinton, será algo extraordinariamente cerrado.  Anticipadamente auguro, que en este mismo estado el tristemente célebre el enemigo de los inmigrantes, el Sheriff Arpaio será finalmente despedido por los votantes.  Existe inclusive la probabilidad de que otro ícono del Partido Republicano, John McCain, con 33 años de triunfos, excandidato presidencial sea substituido por su rival demócrata. En este escenario, los hispanos tendrán una función protagonista, e independientemente de que sea un  caso triunfal, la expresión política latina en ese estado ya es histórica y obliga a que futuros candidatos, si quieren ganar, no podrán seguir la retórica discriminatoria a la que Trump, y los republicanos mas conservadores se adhieren.
 
4) SENADO MUY CERCA DE HACERSE DEMÓCRATA
Obama lidió con un Congreso y un Senado hostil (republicano).   Washington DC estuvo prácticamente paralizado, lo único que se les ocurrió a los republicanos ante la falta de ideas.  Un senado demócrata debe facilitar significativamente los planes de Hillary. 
 
5) CONGRESO SEGUIRÁ EN MANOS REPUBLICANAS
Desgraciadamente parte de la división nacional se reflejará en que los diputados federales (congresistas) seguirán con mayoría republicana.  Mis análisis no justifican la aritmética a favor de los demócratas en este importante rumbo.
 
6) NEW HAMPSHIRE, CAROLINA DEL NORTE, Y FLORIDA LOS ESTADOS CLAVES
Mientras que, a partir de los últimos sondeos, son 8 los estados que se pueden ir a los republicanos, o los demócratas, los estados fundamentalmente cerrados en la votación son New Hampshire, Carolina del Norte, y Florida.
Si cualquiera de estos estados se va con Hillary será contundente el triunfo de Hillary. 
 
7) LA NACIÓN DIVIDIDA
No hay un solo analista que dispute la división de los Estados Unidos.  Nunca en su historia había habido tantas pruebas de una nación indiscutiblemente dividida.  Mujeres con hombres, emigrantes con no-emigrantes, jóvenes con tercera edad, protestantes contra otros protestantes, católicos divididos con cristianos, ricos con no-ricos, republicanos con demócratas, republicanos contra republicanos, demócratas con la facción de Sanders (independientemente de los simbólicos apoyos de Bernie Sanders a Hillary), y las divisiones siguen.
Hillary se encontrará con la necesidad de diseñar una estrategia que una (o cuando menos minimice la desunión) del pueblo americano.  Será el reto más trascendente.
 
8) TRUMP SEGUIRÁ
A pesar de que para los republicanos que forman la estructura, Trump ha sido la peor pesadilla (es la base la que apoya a Trump), estos no tienen un plan para enfrentarse a Hillary, y menos tienen un plan “A”, o
“B”, si sucediera el milagro político electoral de que Trump ganara.  Sin embargo, anticipo que Trump seguirá como fenómeno, como demagogo, como mujeriego hostigante, desafiante, mintiendo, clamando más bancarrotas, y haciendo todo lo que pueda para no pagar impuestos, e inventando formas para complacer a quienes lo apoyan, se seguirá presentando como el Mesías político que es el único que puede salvar al mundo, pero que la prensa, y las mafias de Washington no le permiten llegar.  Pero este tendrá un grave dilema, su estrategia de lanzarse contra los inmigrantes, complaciendo a los blancos resentidos, es un beso de la muerte.  El futuro son los inmigrantes, la reforma migratoria, sus adeptos son votantes muriéndose, jubilándose, o radicales derechistas que no pueden avanzar contra una ola de gente más educada, mas trabajadora, más consciente, y más diversa, que tiene otra visión de lo que debe ser Estados Unidos.  En otras palabras, el futuro político de Trump es incierto a menos que cambie su retórica, y si esto pasa, ya no será Trump. 
 
9) LOS PRIMERO 100 DÍAS DE HILLARY
Su discurso de recepción del puesto de Presidenta será histórico porque será el primero de una mujer, y porque se verá su clase de estadista apelando a valores, fundamentales y estrategias efectivas que hagan sentido a toda la nación.  Pero habrá cambios dramáticos que se verán en su nuevo gabinete con mujeres y latinos.  Tendrá que deshacerse del tristemente célebre Director del FBI Comey para tratar de que esta agencia regrese a su verdadera misión de combatir delitos y crímenes, alejándolo de la política.  La
Suprema Corte tendrá un enfoque especial y prioritario para Hillary.  La Reforma Migratoria amerita de de discreción y maniobras, pero no de posposición y compromisos, porque nada unifica tanto a los republicanos como oposición a una Reforma, entonces, ¿para que negociar?  Es posible por tanto que esta reforma amerite de al menos dos años cuando otra camada electoral con mayoría demócrata reine en el Congreso. Pero este dependerá de las dramáticas reformas y éxitos que tenga Hillary en los primeros 100 días.
 
10) GUERRA
Desgraciadamente, un conflicto bélico unifica a la nación, y re-activa la economía.  Putin, Corea del Norte, Irán, y la incómoda Nación Islámica dan buenas excusas, o buenas razones, principalmente, si se les ocurre a cualquiera de esas u otras facciones provocar a la Dama de Diamante Hillary.

Comparte tu opinión.