El 40 por ciento de los estadounidenses no cuenta con efectivo en caso de una emergencia

Por Alex Amparo

¿Tienes suficiente dinero en efectivo si ocurre un desastre? ¿Podrás evacuar a un lugar seguro y viajar si no tienes acceso a dinero en efectivo? ¿Podrás comprar comida si no puedes usar tus tarjetas de crédito o débito? Estas son preguntas que todos debemos hacernos antes de una emergencia o desastre.

He trabajado para FEMA por diez años, y en los últimos dos años, he visto que la devastación económica no sólo es causada por desastres de gran magnitud, sino también por una tormenta, un incendio, inundaciones menores.  He visto cómo sufren las familias por no tener dinero ahorrado para cosas esenciales después de un desastre.  En Florida, Texas,  Puerto Rico, California, he visto las  situaciones difíciles que muchas familias tuvieron que enfrentar al no tener acceso a efectivo y recursos básicos.

Ahorrar no es fácil, todos tenemos necesidades distintas y la capacidad de guardar dinero de cada uno de nosotros es diferente.  Sin embargo, se recomienda empezar con un fondo pequeño de ahorros semanales, quincenales, o mensuales dependiendo de tu paga y tus gastos. Esto ayudará a tener acceso fácil a efectivo en caso de que tengas que comprar agua y/o comida, evacuar a otra ciudad, hospedarte en un hotel, o llenar el tanque de gasolina.

Haz un plan, habla con tu familia sobre las necesidades que pudieran tener durante un desastre o emergencia. Incluye a tus niños y adultos mayores para que juntos identifiquen lo que les haría falta si tienen que evacuar del hogar o ciudad. Revisa tus finanzas e ingresos familiares para que sepas cuánto puedes ahorrar en un fondo exclusivo para emergencias que cubra estas necesidades.

Para mí cómo para todos nosotros, el bienestar de nuestras familias es lo más importante. No dejes que estos consejos caigan en oídos sordos. Toma cartas en el asunto, responde a las preguntas que hice al inicio del artículo y piensa en un plan de acción.

No esperes para poner tu plan en marcha.  Mira tus finanzas ahora y la próxima vez que cobres, sabrás la cantidad que puedes ahorrar. Y así poco a poco aumentará tu fondo para desastres o emergencias.  Para ayudarte a empezar con este fondo de emergencias o desastres ve a Listo.gov, ahí encontrarás herramientas que te ayudarán.

¡Protege la vida que has creado ahorrando un dólar a la vez, vale la pena!

(Alex Amparo, Director Adjunto de Resiliencia de FEMA)

Comparte tu opinión.