Estudiantes de Texas regresarán a las aulas el próximo ciclo

Houston (TX),(EFE News).- El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció el jueves anterior que los estudiantes de las escuelas públicas podrán regresar a las aulas el próximo ciclo lectivo, aun cuando este estado es uno de los que ha registrado esta semana récords de casos de COVID-19.
En una teleconferencia con legisladores estatales, el republicano dijo que se van a implementar «estándares de seguridad más estrictos», mientras que el comisionado de Educación de Texas, Mike Morath, explicó en un comunicado que será seguro para los estudiantes, profesores y funcionarios regresar a clases el próximo otoño.
Las autoridades escolares señalaron que se difundirá una guía detallada sobre cómo serán las clases, y que los padres preocupados por la salud de sus hijos podrán optar por seguir con la educación virtual.
El anuncio se hizo cuando Texas dio cuenta el jueves de 2, 947 nuevas hospitalizaciones a causa del nuevo coronavirus SARS-Cov-2, una cifra que marcaba el séptimo día consecutivo que este estado alcanza un récord de pacientes que deben ser ingresados.
El gobernador señaló que vigilan la capacidad hospitalaria y de camas en Unidades de Cuidados Intensivos, pero mientras tanto se mantienen los planes de pasar a una siguiente fase de reapertura del estado.
De acuerdo a las últimos datos de las autoridades sanitarias de Texas, el miércoles se registraron 3,129 nuevos casos de coronavirus en este estado, donde los decesos sobrepasan los 2,000, y el total de infectados suma 96.335.
Una encuesta de mayo hecha por el Sindicato Nacional de Padres de familia demostró que un 67 por ciento de los progenitores apoya el cierre de las escuelas hasta que los funcionarios confirmen que su reapertura no significa un riesgo para la salud de los estudiantes.
El portavoz de la Agencia de Educación de Texas, Frank Ward, sostuvo que las instituciones educativas no deberán exigir el uso de tapabocas o realizar pruebas de COVID-19 a los estudiantes.
No obstante, un total de nueve alcaldes de Texas, incluidos los de Houston, Dallas, San Antonio y Austin, solicitaron en una carta enviada al gobernador que les diera autoridad para obligar el uso de tapabocas en espacios públicos, pero Abbott sostuvo que no aprueba «forzar» el uso de estas formas de protección.
Texas es uno de los diez estados del país que han alcanzado esa semana cifras récord, junto a Florida, Alabama, Arizona, California, Nevada, Carolina del Norte, Oklahoma, Oregon y Carolina del Sur.

Comparte tu opinión.