Gasolina y sus lecciones

Por José Luis B. Garza

¿Trump en McAllen?

El año 2019 ha comenzado con inesperadas turbulencias que, ahora sí, afectan por igual a ricos y pobres. La escasez de gasolina que ha provocado a lo largo del país, con mayor o menor intensidad, paralización de transporte comercial y de carga, vehículos de uso particular y repercusiones en la producción nacional y en las jornadas de trabajo, al margen de la causa o culpables, debe provocar una reflexión sobre la dependencia de los hidrocarburos.

Frecuentemente se hacen elogios y se registran como hazañas las innovaciones que en materia de energía se han logrado, sea solar, eólica o hidráulica, contrapuestas al uso de los hidrocarburos que, al margen de su efecto innegablemente contaminante, tendrá que dar paso a nuevas fuentes de energía que permitan el uso de modernos vehículos.

Lo ocurrido en México en los últimos días, independientemente de si la logística falló en la nueva forma de distribuir combustibles para evitar los atracos de los llamados “huachicoleros”, pone de manifiesto la enorme dependencia que aún se tiene y se tendrá por un quizá largo tiempo, de las gasolinas y otros combustibles.

En el caso de México, deplorable por donde se vea, pese a ser un país históricamente productor de petróleo, se ha llegado a la situación de que no solamente se importa, se dice, el 60 por ciento de las gasolinas que el parque automotriz nacional demanda, sino que, además, las refinerías que en un tiempo fueron la fuente de los refinados para motores de combustión interna, hoy se encuentran a solamente una parte de su capacidad, abandonadas y, lo que es peor, lo poco o mucho que producen, es objeto de tráfico y corrupción dentro y fuera de la empresa Petróleos Mexicanos, así admitido por el propio presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

La mala noticia es que por varios días continuarán los trastornos en el suministro que afecta a todo el país. La buena es que, se afirma oficialmente, se cuenta con los combustibles necesarios para que se restablezca el suministro en la medida en que la demanda lo exige.

Para los residentes fronterizos, desde luego, los que pueden cruzar a los Estados Unidos, sobre todo en Texas, la posibilidad de evitar quedarse sin gasolina se soluciona fácilmente llenando los tanques de combustible de los vehículos en las gasolineras estadounidenses fronterizas que, además, es más barato. El precio, hay que recordar el ofrecimiento presidencial, se igualará en el lado mexicano, pero, por ahora, de poco sirve igualarlo si no hay suministro.

Aquí podría concluir diciendo que la gasolina más cara es la que no se puede conseguir.

REBOTES

Este lunes la vocera presidencial estadounidense Sara Sanders dio a conocer que el presidente Donald Trump visitará la frontera con los Estados Unidos el próximo jueves. Una de las ciudades que potencialmente podría ser la elegida es McAllen. Los detalles, se dijo, serán revelados dentro de pronto.

El mandatario estadounidense hará este viaje en medio de un cierre del gobierno que se encuentra ya en su tercer semana y que parece no tener una solución firme aún.

El congresista demócrata del Décimo Quinto distrito de Texas, Vicente González, perteneciente al Valle de Texas, reaccionó con una declaración en la que expresa: «Me llamó la atención que el presidente Donald J. Trump tenga la intención de visitar la frontera de Estados Unidos con México el jueves. Permítame recordarle al presidente que McAllen, Texas, que es una ciudad fronteriza, ha experimentado algunos de los índices de criminalidad más bajos en 30 años.

“Estoy de acuerdo en que necesitamos hacer más para asegurar las fronteras de nuestra nación. Sin embargo, le recuerdo al presidente que hay 7,500 puestos vacantes con Aduanas y Patrulla Fronteriza que no se han llenado, y que ésta debería ser su máxima prioridad. Con recursos actualizados, tecnología y más agentes de patrulla fronteriza, oficiales de aduanas e inspectores de agricultura, podemos mantener a esta nación próspera y proteger a nuestros ciudadanos de aquellos que desean hacernos daño”.

Por otra parte, de concretarse la visita, se tendría que en menos de una semana los presidentes de México y de Estados Unidos visitan esta región. Andrés Manuel López Obrador, Reynosa, y Donald Trump, McAllen, dos ciudades hermanas.

Comparte tu opinión.