Iniciativa mejora el acceso de veteranos al tratamiento de la salud mental

• Consejeros para veteranos trabajan ya en los sitios piloto

AUSTIN.– La Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas (HHSC) ha seleccionado seis sitios piloto como parte de una iniciativa que mejorará el acceso de militares activos, veteranos y sus familias a tratamientos clínicos para la salud mental. Estos servicios se prestarán en áreas rurales del estado.

Para mejorar el acceso a estos servicios, el estado de Texas ha contratado consejeros especializados para veteranos, proveedores titulados en salud mental capacitados en la atención en casos de trauma relacionado con el servicio militar.

Los seis sitios piloto se establecieron en las siguientes ciudades: Tyler (Andrews Center Behavioral Healthcare System), Abilene (Betty Hardwick Center), Round Rock (Bluebonnet Trails Community Services), Nacogdoches (Burke Center), Waco (Heart of Texas Region MHMR) y Edinburg (Tropical Texas Behavioral Health).

Estos seis sitios ofrecen servicios a veteranos de 39 condados de Texas. Al seleccionar los lugares piloto se tuvieron en cuenta factores como la densidad de población de veteranos, la disponibilidad de servicios de salud mental y la necesidad de esos servicios.

“Los consejeros para veteranos desempeñan un papel importante en el tratamiento de las necesidades de salud mental de nuestra población de veteranos. Esta labor es un esfuerzo conjunto de la Comisión de Salud y Servicios Humanos y la Comisión de Veteranos de Texas”, explicó Sonja Gaines, comisionada ejecutiva adjunta de los Servicios para la Discapacidad Intelectual y del Desarrollo y de Salud Conductual de la HHSC.

Recientemente se contrataron consejeros para veteranos en los sitios piloto utilizando fondos ya existentes del programa y aprovechando la infraestructura existente en las autoridades locales de salud mental y conductual. La capacitación de los nuevos consejeros concluyó en enero de este año.

Los consejeros para veteranos son proveedores titulados en salud mental que ofrecen servicios de eficacia comprobada científicamente a militares activos, veteranos y sus familias en sus propias comunidades. Están capacitados específicamente para entender la cultura militar y los traumas relacionados con el servicio militar, entre ellos: el trastorno de estrés postraumático, traumatismo cerebral, trauma sexual entre los militares y daño moral. Además, efectúan evaluaciones y valoraciones para planear el tratamiento y ofrecen intervención en casos complejos de crisis y estabilización a los clientes que sufren de angustia psicológica. También están capacitados en la prevención e intervención de suicidios.

Las personas interesadas en los servicios de salud mental para veteranos pueden llamar o visitar a su autoridad local de salud mental. Los veteranos y sus familias también pueden ponerse en contacto con TexVet.org para obtener información confiable y recursos para los militares, veteranos, familias y aquellos que los atienden.

El programa piloto fue establecido por la ley 27 del Senado, aprobada por la Legislatura en 2017.

Comparte tu opinión.