Lecciones del  11/9: El Tsunami Político

Por Alfredo Cuellar

El 9/11 fue el peor ataque que los Estados Unidos hayan recibido en su nación territorial en su historia.  El 11/9 fue el más trascendental ataque al sistema político que esta nación haya recibido en su historia.  Aunque este tipo de eventos necesitan tiempo, y perspectiva, empezar a digerirlos en una necesidad ineludible.
 
LECCIÓN #1  LAS ENCUESTAS (COMO SE HACEN) YA NO SIRVEN
Nos equivocamos en anticipar resultados.  Los analistas (que fundamentalmente nos basamos en encuestas) fallamos en nuestros análisis.  Pero fallamos en masa.  Si alguna discusión había era acerca de por cuanto y donde serían las derrotas de Trump.  Todo salió como anunciado, pero al revés, Trump ganaba los estados swing claves, y Hillary no era respaldada por estados tradicionalmente democráticos.  Se rompió el bloque azul democrático.  Las encuestas tienen que cambiar métodos y refinar operaciones, como las hacen no sirven.
 
LECCIÓN #2 EL PUEBLO (QUE VOTA) HABLÓ FUERTE
Por imperfecta que sea la democracia, sigue siendo el sistema menos malo y los que votaron dijeron no al gobierno (Hillary era solamente una continuación del gobierno).  El pueblo que habló, lo hizo fuerte, y elevó a Trump al puesto mas poderoso del planeta fueron fundamentalmente blancos rurales con escasa educación.  Aunque hay pruebas que muchos educados igual se sumaron a este tsunami político. También es importante señalar que los hispanos, que se esperaban masivamente apoyando a Hillary, votaron en números mayores por Trump que por Rodney, el candidato republicano conservador moderado de hace 4 años.  Mientras que los hispanos votaron por Clinton mayormente, esta elección muestra una comunidad hispana no unificada.  Los republicanos seguirán dividiéndola.
 
LECCIÓN #3 IRRITACIÓN, DESESPERACIÓN, DESGASTE, RACISMO, E IGNORANCIA
No se puede escribir que todos los que votaron por Trump estén irritados, desesperados, desgastados, sean racistas, e ignorantes, imposible poder asegurar eso.  Pero si hay elementos suficientes que apuntan a que los que apoyaron a Trump, eligiéndolo, tienen un perfil fundamental de gente blanca, de edad avanzada, amargados, desengañados de las maquinarias políticas, que no sienten que el sistema político reconoce sus esfuerzos como obreros, o pequeños comerciantes, o pequeños agricultores, que la sociedad está mal, y que sienten que los que no trabajan los mantiene el gobierno.  Esto votantes apoyadores de Trump no se esfuerzan por hacer análisis más complejos respecto a los inmigrantes y prefieren culparlos del estado de cosas, cuando abrumadoras evidencias comprueban que la economía está en deuda con los inmigrantes por sus contribuciones. No es arriesgado asegurar que votó el odio, el coraje, y la desilusión, más que la esperanza, la justicia, y la sapiencia.
 
LECCIÓN #4 LA VIDA TE DA SORPRESAS, SORPRESAS TE DA LA VIDA
No hay evidencias de que Trump tenga una mente poderosa capaz de manejar abstracciones, complejos problemas, y descifrar estrategias depuradas, y mucho menos capacidades diplomáticas para navegar exitosamente los mares de relaciones internacionales, por tanto ni su plataforma política, sus promesas, sus proyectos muestran a una persona que realmente confiaba en ganar.  Por el contrario, hablaba de un sistema amañado, de una prensa hostil, y de que no estaba seguro de acepar los resultados.  No es entonces arriesgado decir que el primer sorprendido del triunfo es Donald Trump. Tampoco es un misterio que los republicanos representando la estructuras del partido, no simpatizan con él, en realidad esperaban que perdiera.  Sus promesas: meter a la cárcel a Hillary, eliminar el sistema de salud de Obama, deshacer el Tratado de Libre Comercio, hacer un muro en la frontera, deportar indocumentados, eliminar DACA, nominar jueces ultraconservadores a la Suprema Corte, son pactos con el diablo, bien sea por irrealizables o por la complejidad de realizarlos. 
 
LECCIÓN #5 ¿A QUIÉN CULPAR?
El tsunami político barrió a los demócratas.  Tenemos un Presidente electo republicano (?), un Congreso republicano, un Senado republicano.  Ya no se puede paralizar el congreso, como lo tuvieron los republicanos.  ¿A quién culpar ahora? Si no se mejora la economía, los sueldos, el desempleo, la educación, las carreteras, los puentes, las relaciones internacionales, Irak, Irán, Corea del Norte, ISIS.  El primer mandatario que llamó a Trump para felicitarlo, aún antes de que se obtuviera la mágica cifra de 270 votos electorales fue Putín.
 
LECCIÓN # 6 EL FUTURO
Cuando se pierde, se pierde.  Todos, en una derrota, se hacen expertos, saben lo que pasó y lo que se debió haber hecho, tienen culpables, y hasta dicen que anticiparon la derrota pero nadie les hizo caso.  De manera que para los demócratas derrotados en su lucha presidencial (cuando todo estaba a su favor), en el Congreso, y en el Senado, son momentos de humildad, de reflexión, y de estoicismo.  El futuro no es necesariamente terrible.  El voto popular lo ganaron los demócratas, es decir, voto por voto Hillary recibió más votos que Donald Trump.  La diferencia en los votos electorales no fue dramática, y para quienes entienden el complejo sistema de votos electorales americano donde el ganador, aunque sea por un voto, se lleva todos los votos electorales, saben que un par de estados (Pensilvania y Wisconsin, o eternamente Florida) pudieron haberse ganado y tendríamos una Presidenta electa.  Además, cada ciudadano naturalizado nuevo mayoritariamente se hacen demócratas o independientes.  En suma, esta es una nación dividida, bien dividida. Pero es una nación de leyes, jueces, instituciones, y sistemas que Trump o los republicanos no podrán cambiar, solo usar.  Además, recordemos, a Trump lo eligió la base republicana (con ayuda de algunos demócratas que rechazaban a Hillary), no la estructura republicana.  Dicho de otra manera, los obstáculos para la agenda (?), más bien las promesas de Trump empezarán con los mismos republicanos.

Comparte tu opinión.