Lo que no sabemos del Coronavirus

Para La Red Hispana 

El Coronavirus ha causado la muerte a más de 1,000 personas en China y 13 contagios en los Estados Unidos, pero se desconoce con precisión su origen, y los primeros datos indican que es menos letal que el brote de SARS, que causó la muerte a más de 8,000 personas entre noviembre de 2002 y julio de 2003, especialmente en China.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la semana pasada al Coronavirus como una «emergencia de salud pública de importancia internacional», es evidente que ningún país debe bajar la guardia porque las estadísticas sugieren que el Coronavirus está propagándose a una velocidad más rápida que el SARS. Hasta el momento más de 43,000 personas han sido diagnosticadas con el virus.

En los Estados Unidos, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) se han mantenido en alerta para responder a la emergencia y han reconocido que hay aún muchos aspectos de su origen y de su propagación que todavía se desconocen, a pesar de los recursos que se destinan a frenar su transmisión.

La subdirectora de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) Anne Schuchat, indicó durante una alocución en el Club Nacional de Prensa en Washington que no se conocen con precisión ni su origen, ni todas las modalidades de contagio, aunque se presume que ocurre a través de fluidos corporales como el de la tos durante el periodo de contagio.

Estadísticas confirman que aún cuando el Coronavirus está extendiéndose más rápido que el SARS, su mortalidad es menor, toda vez que en el caso de SARS era del 10% y la del Coronavirus es de poco más de 2% en China y actualmente es de 0% en el caso de los Estados Unidos.

También se desconocen las razones por las cuales el Coronavirus puede acarrear síntomas graves en algunos pacientes y muy moderados en otros.

Los trabajadores de la salud son los más vulnerables al contagio. Los primeros 138 pacientes diagnosticados con Coronavirus fueron presuntamente víctimas de contagio hospitalario durante su permanencia en un nosocomio de la provincia de Wuhan, China, el epicentro de la enfermedad.

Por eso sorprendió que la administración Trump redujera en 19% la petición presupuestal de los CDC, para el próximo año fiscal, aunque aparentemente se preservan los recursos para confrontar emergencias como la del Coronavirus, lo que provocó de inmediato críticas en el Congreso.

Todo lo que no sabemos del Coronavirus y la realidad de que la humanidad enfrenta peligros persistentes de salud pública ilustra la necesidad de que se garantice no sólo la supervivencia sino el crecimiento de aquellas instituciones que se encuentran en el frente de batallas de las amenazas sanitarias globales.

Comparte tu opinión.