Mujeres, una nueva sensibilidad

La celebración del Día Internacional de la Mujer no es nueva. Si bien se oficializa por la Organización de las Naciones Unidas en el año de 1975, los antecedentes de luchas heroicas y dolorosas que lo llevaron a instituirse se remontan al principio del siglo anterior.

El pasado domingo ocho de marzo las muestras, con diversos matices, de protesta y demanda se dieron en muchos países, pero con especial connotación en México, donde el creciente número de feminicidios y otros delitos relacionados con el acoso y la violencia a las mujeres, además de que parecen irrefrenables, distan mucho de ser, ya no solucionados, sino comprendidos y atendidos adecuadamente.

Así, grupos organizados de mujeres deciden organizar una protesta singular a la que convocaron a la población femenina en general, bajo la consigna de “El nueve nadie se mueve” que conlleva acciones de abstención de la participación en las actividades que cotidianamente ellas realizan, con el fin de poner de manifiesto las aportaciones que en el campo económico, social y de servicios realizan en el país.

La ausencia laboral tiene un efecto que se advierte y se siente de inmediato con sus consecuentes efectos económicos.

La repercusión que esto tendrá en  la demanda de justicia, de igualdad y de comprensión de una causa plenamente justificada tendrá que seguir siendo objeto de una incesante lucha por parte de las mujeres. No es batalla que se gane en un día, pero es una batalla que ya se libra. De ella surgirán sin duda nuevos liderazgos, dolorosas experiencias, pero, también, importantes logros.

Las nuevas luchas de las mujeres marcan un antes y un después en la vida de la sociedad mexicana en cuando a demanda de igualdad y de justicia, pero, muy importante, crean una nueva sensibilidad, espíritu de lucha y solidaridad que no tiene precedente.

Los efectos de este movimiento, de esta gran marcha, para bien de las mujeres que, finalmente, son parte vital del entorno familiar y social, es de esperarse que sean irreversibles. 

Comparte tu opinión.