¡No pase por alto la seguridad del asiento de seguridad del auto durante esta crisis de salud!

¿Por qué es importante mantener a los niños en el asiento trasero del vehículo hasta los 13 años de edad?

¡Puede ser tentador durante esta crisis de salud tomar atajos con los asientos de seguridad, pero la seguridad de los asientos es importante en cada viaje! Como padres, hay tentación en recompensar a los niños dejándolos sentarse en el asiento de adelante. Pero la verdad es que el asiento de adelante fue diseñado con características de seguridad para proteger a los adultos y los niños no son adultos. Aunque hay niños que parecen ser grandes para su edad, sus huesos no están totalmente desarrollados como los huesos de un adulto. El esqueleto no está maduro para soportar la fuerza de un choque. Colocar a un niño cuyos huesos no están maduros los pone en un riesgo grave con el parabrisas, tablero y las bolsas de aire; pueden tener una lesión grave o hasta la muerte en un choque.

El hueso de la cadera, que ayuda a mantener el cinturón del regazo bajo y alejado de la cavidad abdominal, donde hay tejidos blandos y órganos vitales, no está desarrollado completamente hasta cerca de los 13 años. El esternón no es lo suficientemente fuerte como para soportar fuerzas de choque o el impacto de aire frontal. El cinturón de seguridad y la bolsa de aire están diseñados para salvar la vida a un adulto, no están diseñados para proteger adecuadamente a los niños menores de 13 años. En realidad, puede causar más daño en lugar de protegerlos.

La Academia Americana de Pediatras recomienda que los niños menores de 13 años estén correctamente en el asiento trasero. Sentándose en el asiento del frente, corren un riesgo más grande de lesiones graves.  La educadora de Salud Comunitaria de Texas A&M AgriLife Extension Passenger Safety, Joanne Ureste recomienda que los padres dejen a sus niños menores de 13 años abrochados correctamente en el asiento trasero para aumentar las posibilidades de sobrevivir un choque.

Siga estas recomendaciones para mantener a los niños viajando de manera segura:

1.Todos los bebés y niños pequeños deben viajar en un asiento orientado hacia atrás hasta que lleguen al límite más alto de peso y altura permitido por el fabricante de su asiento de seguridad.

2.Los niños que han superado los asientos de seguridad orientados hacia atrás deben estar en un asiento orientado hacia el frente con arnés el mayor tiempo posible o hasta el límite del asiento de seguridad.

3.Todos los niños que han pasado el peso y altura del límite de estar orientado hacia el frente deben usar un asiento booster hasta que el cinturón de seguridad les quede apropiadamente.

4. Cuando los niños son lo suficientemente grandes para usar el cinturón de seguridad, siempre deben usar la parte del hombro y regazo apropiadamente para protección óptima.

5. Recuerde, todos niños menores de 13 años deben viajar abrochados en el asiento trasero, donde está los más seguro – cada vez, cada viaje.

(Artículo proporcionado por Texas A&M AgriLife Extension Passenger Safety)

Comparte tu opinión.