Oficina de Procurador Paxton Defiende Federalismo ante Tribunal Supremo

AUSTIN – Al frente de una coalición bipartidista de 36 estados, la oficina del Procurador General Ken Paxton presento fuertes argumentos ante la Corte Suprema de Estados Unidos para que mantenga en pie su opinión de que los estados tienen la autoridad de procesar a los criminales.

Durante casi dos siglos, la Corte Suprema ha reconocido en repetidas ocasiones que, si alguien viola las leyes federales y estatales, ambos gobiernos pueden fiscalizar sin violar la protección que garantiza la Constitución de Estados Unidos contra el doble peligro de procesamiento. Los abogados de un hombre de Alabama piden que el máximo tribunal revoque sus decisiones anteriores.

Durante los argumentos orales en Gamble v. Estados Unidos, el Abogado de Apelaciones de Texas Kyle Hawkins instó al tribunal supremo a reafirmar la regla que establece desde hace mucho tiempo que un solo acto criminal que quebranta las leyes federales y estatales se considera como dos delitos distintos y puede resultar en dos fiscalizaciones penales. Determinar lo contrario desencadenaría una carrera hacia los tribunales de múltiples soberanos dispuestos a reivindicar sus propias leyes penales. Además, fomentaría la desconfianza y la competencia entre los estados, en lugar de cooperación, todo en detrimento de la seguridad pública.

«Me complace que Texas haya tenido la oportunidad de presentar su lado y los puntos de vista de la gran mayoría de los estados ante la Corte Suprema», dijo el Procurador General Paxton. «Por más de 170 años, se ha entendido que cuando alguien viola ambas leyes federales y estatales, ambos gobiernos pueden juzgar, pero este caso amenaza con quitar la soberanía a los estados y privar al pueblo de los estados de una protección completa de su gobierno. Confío en que después de escuchar nuestros fuertes argumentos en el caso, la Corte Suprema emitirá en última instancia una decisión favorable.»

En una de sus resoluciones anteriores sobre la Quinta Enmienda de la Constitución, la Corte Suprema llegó a la conclusión de que prohibir a los estados procesar a alguien que ya ha sido procesado en una corte federal «sería una sorprendente e inapropiada privación del derecho histórico y la obligación de los estados a mantener la paz y el orden dentro de sus límites.»

Cuando presentó un escrito de amigo de la corte ante la Corte Suprema el mes pasado, a Texas se unieron otros 35 estados-incluyendo los 15 estados con mayor población – que representan, en conjunto, más del 86 por ciento de la población de Estados Unidos: Alabama, Arizona, Arkansas, California, Colorado , Connecticut, Florida, Georgia, Idaho, Illinois, Iowa, Kansas, Louisiana, Maryland, Massachusetts, Michigan, Montana, Nebraska, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Carolina del norte, Ohio, Oklahoma, Oregon, Pennsylvania, Rhode Island, South Carolina, South Dakota, Utah, Vermont, Virginia, Washington, Virginia Occidental y Wisconsin.

Comparte tu opinión.