Operativos sanitarios en puentes fronterizos de Reynosa y Río Bravo

Los funcionarios de salud de Tamaulipas revisarán a los viajeros fronterizos en busca de síntomas de COVID-19 y permitirán que sólo una persona por vehículo viaje para asuntos esenciales

(Redacción)

Cd. Victoria, Tam.- A partir de este miércoles, funcionarios de salud del gobierno de Tamaulipas instalarán puestos de control en los puertos de entrada de Reynosa y Río Bravo, restringiendo todos los cruces fronterizos sólo a los esenciales, informó Gloria Molina Gamboa, Secretaria de Salud del Estado a través de un comunicado.

Estos puntos de control se agregarán al que se instaló este último fin de semana en Matamoros, en el que los funcionarios de salud comenzaron a revisar a los viajeros fronterizos para detectar síntomas de COVID-19 e informar a los conductores sobre las medidas que deberían tomar durante esta pandemia, como el distanciamiento social y la higiene.

“Estos filtros se colocan para proteger la salud de las familias de Tamaulipas”, dijo Molina Gamboa. “Ayudarán a disminuir la cantidad de infecciones y muertes por coronavirus”.

Los puntos de control comenzarán a funcionar este miércoles en los puertos fronterizos de entrada de Reynosa, Río Bravo y Matamoros en diferentes horarios de inicio.

Molina Gamboa explicó que los funcionarios verificarán si hay signos visibles del coronavirus, el uso de cubre bocas en todo momento y la cantidad de personas que viajan en los vehículos (solo uno por automóvil si es esencial para viajar). Los niños o las personas mayores pueden viajar solo para actividades esenciales.

Además, debido a las restricciones del Gobierno del Estado con respecto a la circulación de vehículos con la aplicación del Programa No Circula, existe una movilidad limitada para garantizar que los riesgos sean bajos. Sólo se permite cruzar la frontera los días que tengan autorizado circular. (Puede encontrar más información sobre el programa en las cuentas oficiales de redes sociales del gobierno de Tamaulipas).

“El gobierno estatal desplegará toda su capacidad de respuesta para enfrentar la contingencia de salud y limitar el daño a la salud de la población”, dijo Molina Gamboa.

Los viajeros con los síntomas o que incurran en una o más de las restricciones, podrían ser retornados a los Estados Unidos.

El Estado de Texas reporta más de 55,300 casos de COVID-19, mientras que Tamaulipas reporta 1,509 casos confirmados, de los cuales alrededor 600 corresponden a  ciudades fronterizas.

Comparte tu opinión.