Opiniones encontradas de legisladores de Texas sobre reforma fiscal

Pese a que ambos legisladores han trabajado en conjunto, ahora difieren sobre los beneficios de la reforma fiscal.

• Difieren el congresista Henry Cuéllar y el senador John Cornyn

Por Diana Partida

McAllen.- La primera gran victoria legislativa impulsada por el gobierno de Donald Trump es la aprobación de la reforma fiscal.

El proyecto de ley, aprobado el 19 de diciembre en la Cámara baja, tuvo que ser votado de nuevo el 20 de diciembre por un error. Aprobada definitivamente por ambas cámaras, la reforma fiscal significa el mayor recorte fiscal desde 1986.

El presidente de Estados Unidos se adjudicó la victoria. “Les prometí a los estadounidenses un recorte de impuestos grande y hermoso para Navidad. Con la aprobación final de esta legislación, eso es exactamente lo que están obteniendo”, dijo el mandatario.

Trump afirmó que “Estados Unidos ha vuelto a ganar, y estamos creciendo como nunca antes”.

El objetivo de esta reforma fiscal es reducir la tasa impositiva estatutaria corporativa de Estados Unidos del 35% al 21%, lo cual, según explican republicanos, beneficiaría el crecimiento económico.

Según las críticas de los demócratas, que se opusieron a la ley, los más ricos se beneficiarán más que la clase media y los pobres. Además, argumentan que es una medida polémica porque no es común que el Congreso apruebe leyes tan importantes sin un acuerdo bipartidista.

El Congresista Henry Cuéllar, reconocido por su trabajo de forma bipartidista, afirmó que la reforma fiscal, agregará 1.5 billones de dólares al déficit nacional.

“Honestamente, yo quería apoyar esta legislación, pero después de analizar los detalles del plan, me di cuenta que no cumple con los retos de una reforma impositiva verdadera. Este plan incrementa el déficit nacional, rebaja los presupuestos de Medicare y el seguro médico, por lo que este plan beneficia a los ricos de manera desproporcionada, y no hace lo suficiente para ayudar a las familias de clase media y de escasos recursos. Hasta 12 republicanos votaron en contra del plan porque no hace lo suficiente para los constituyentes en sus distritos.

“Aunque siempre he apoyado las reducciones de impuestos para corporaciones, cualquier reforma impositiva tiene que tomar en cuenta la típica persona estadounidense de clase media. La reforma aprobada sólo proporciona recortes temporales a individuos, mientras que los recortes empresariales son permanentes.

“Esta reforma termina con numerosas deducciones fiscales que resultará en un incremento de impuestos para decenas de millones de familias trabajadoras.

“Siempre he apoyado la contención fiscal y el gasto responsable, pero esta propuesta agrega al menos 1.5 billones de dólares a la deuda nacional, activando los recortes automáticos estatutarios de PAYGO en los programas obligatorios el próximo mes, incluyendo un recorte de 25 mil millones de dólares a Medicare, que afectará a más de 3.5 millones de beneficiarios en Texas. Es nuestro deber como legisladores equilibrar grandes recortes de impuestos con reducciones de gastos responsables sin quitar fondos a los programas esenciales que ayudan a las familias de clase media y esta reforma no lo hace”, aseveró Cuéllar.

Por su parte el senador republicano John Cornyn defendió esta legislación que, según explica, reducirá drásticamente los impuestos a las familias estadounidenses e incentivará la creación de empleos.

“Nosotros estamos entregando la reforma fiscal de una manera que es real, completa y sustancial, y estamos haciéndolo a través de lo que solemos referir como orden regular aquí en el Senado.

“Los hombres y mujeres que están intentando llegar a fin de mes se beneficiarán de impuestos más bajos, mayores sueldos y una economía en auge que producirá más empleos y mejores oportunidades.

“Las familias estadounidenses necesitan más dinero para llevar a casa.  Necesitan sueldos más altos.  Necesitan mayores oportunidades de empleo.  Y necesitan una economía competitiva y los beneficios que aporta.  Las familias estadounidenses no deberían tener que conformarse con menos, y nos aseguraremos de que no.

“Todos nos beneficiaremos del paso de esta Ley de Reducciones de Impuestos y Empleos”, aseguró Cornyn.

Comparte tu opinión.