Pablo Lyle asegura que siempre da todo en sus actuaciones

* El protagonista de “Mi adorable maldición” dice que este es el personaje más importante de su carrera

México, (Notimex).- El actor Pablo Lyle, quien suma tres protagónicos en su carrera, asegura que no se “marea en un ladrillo”, que siempre da lo mejor de sí en cada actuación, y que trata de poner buen ejemplo entre sus compañeros de trabajo.
“No es fácil un protagónico, cualquiera que entra a esto tiene ese sueño, pero es duro porque la telenovela es como una carreta que jalan el productor y los dos protagonistas. Es un efecto perfecto porque no te puedes equivocar en nada”, señaló.
Consideró que en todo momento el estelar debe marcar línea al resto del elenco. En su caso, siempre llega 20 o 30 minutos antes a sus llamados.
“En el momento que tú haces así las cosas, los demás te siguen. Es una responsabilidad que va mucho más allá de venir, hacer tu trabajo e irte”, resaltó.
Luego de su desempeño en las telenovelas “La sombra del pasado” (2015) y “Corazón que miente”, (2016), Lyle interpreta a “Rodrigo Villavicencio” en el melodrama “Mi adorable maldición”, que se estrenará a principios de 2017, bajo la producción de Ignacio Sada, para la empresa Televisa.
“Es un personaje con carácter que enfrenta los retos. Crece en un entorno distinto, dentro de la hacienda de un pueblo chiquito en el que todos son lecheros. Está acostumbrado a ciertas cosas, hasta que en su infancia se encuentra con una niña que le enseña otra parte de la vida”, explicó.
Le muestra que existen cosas más importantes y que son las que valen la pena vivir, por lo que su vida dará un giro de 180 grados.
“Por azares del destino esos personajes se separan y él se da cuenta que no hay una persona en el mundo que le haga sentir lo que ella. Es ahí donde comienza su adorable obsesión por la maldición”.
Lyle señaló que se trata del papel más importante en su carrera, por el que se entrega en cuerpo y alma, en tiempo y energía.
“A veces la gente no lo sabe, pero los actores pasamos horas aquí adentro (en el foro). Dejamos de ver gente y sacrificamos muchos momentos, pero me gusta entregarme de esta manera porque de otra forma no sería posible estar bien”, concluyó.

Comparte tu opinión.