Paciente agradece a los doctores de Knapp

Weslaco.- Una mujer del Valle se ha recuperado del nuevo coronavirus COVID-19, y está agradecida con los médicos y enfermeras del Centro Médico Knapp en Weslaco que la ayudaron a recuperar su salud.

La mujer, de unos 50 años, ahora planea donar plasma que puede ayudar a salvar la vida de otros pacientes con COVID-19.

«María» recomienda que los residentes del Valle sigan las precauciones para evitar el coronavirus.

«Por favor, tómelo en serio, es un virus muy malo», agregó María. «Puede derribarle».

María dijo que alguien en su trabajo era positivo para COVID-19 y sus propios síntomas comenzaron con picazón en la garganta y tos. Luego comenzó a tener fiebre y sudores nocturnos y lo peor de todo, falta de aliento.

«Tenía que sentarme en mi cama porque no podía respirar», dijo.

Después de una semana de hospitalización en el Centro Médico Knapp, podía tolerar ciertas actividades, pero aún así tenía que sentarse y «recuperar el aliento» de vez en cuando.

Los médicos de Knapp habían estado disminuyendo lentamente la cantidad de oxígeno que María estaba usando. Afortunadamente, ella nunca llegó al punto de tener que usar un ventilador.

«Todos los médicos y enfermeras fueron excelentes», dijo María. «Recibí la mejor atención que pude haber pedido».

El equipo de médicos que ayudó a tratar a María incluyó a los neumólogos Dr. Alfredo Arauco Brown y Dr. Joseph Pean; el especialista en enfermedades infecciosas, Dr. Luis Rosas y el hospitalista/médico de medicina interna, Dr. Juan Castaño Jr.

Los pacientes como María se benefician de una unidad de enfermería COVID-19 separada en Knapp, que está especialmente equipada con su propio sistema de ventilación. Esta ala está ubicada en una área independiente del hospital, lejos de otras habitaciones de pacientes.

Knapp también amplió sus salas de aislamiento, lo que permite que el hospital trate a pacientes con COVID-19 mientras los aísla de otros pacientes. Knapp está bien preparado para manejar emergencias que no son COVID, así como para tratar de manera segura los posibles casos de COVID-19. El hospital sigue todas las pautas nacionales y estatales para proteger a sus pacientes y al personal de la exposición.

El Dr. Heriberto Alanis, médico de urgencias de Knapp, advierte a los pacientes que no pertenecen a COVID 19 que NO retrasen la atención médica cuando sea necesario, especialmente para afecciones en las que el diagnóstico y tratamiento tempranos pueden salvar vidas, como un ataque cardíaco y un derrame cerebral. Aquellos que experimentan síntomas como dolor en el pecho, debilidad muscular repentina o dificultad para respirar deben llamar al 911 e ir a la sala de emergencias de inmediato.

Comparte tu opinión.