Patrulla Fronteriza rechaza reclamo fraudulento de familiares

EDINBURG, Texas – El pasado 22 de junio, agentes de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. rescataron a un niño hondureño de 4 meses de un hombre que afirmaba falsamente ser su padre.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza de Weslaco se encontraron con un hondureño que llevaba al bebé después de que cruzó el Río Bravo cerca de Pharr, Texas. Durante el interrogatorio, el hombre admitió que no era el padre biológico del niño y que compró un documento fraudulento que lo identifica como el padre.

Por cuestiones de seguridad, el niño fue separado del hombre y está siendo procesado como un niño no acompañado.

Durante los controles de registro, los agentes descubrieron un encuentro de 2013 con funcionarios de inmigración donde había contrabandeado a un niño de 8 años alegando que él era el padre. Debido a que el hombre y el niño recibieron una designación de unidad familiar, fueron liberados de la custodia federal. El hombre admitió después de su liberación que le dio ese niño a una mujer que creía que era la madre del niño.

“Este es un triste e inquietante ejemplo de cómo las organizaciones delictivas operan para tratar de eludir el sistema de inmigración”, dijo el jefe de patrulla Manuel Padilla, Jr. “Afortunadamente, en este caso, este niño fue rescatado”.

El menor de edad fue transferido a la Oficina de Refugiados y Reasentamiento y el presunto contrabandista será remitido para su enjuiciamiento.

Operation Big Rig es un llamado a la acción para que la comunidad se involucre y llame al 911 si ve o está al tanto del contrabando o de actividades sospechosas. Recuerde: “Son humanos, no cargamentos”, indicó Padilla, Jr.

Comparte tu opinión.