Patrulla Fronteriza, sector RGV, continúa tomando medidas durante la actual crisis humanitaria y de seguridad fronteriza

McALLEN, Texas – Las estaciones de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos y el Centro de Procesamiento Centralizado que incluye la Instalación Temporal de Donna, tienen un promedio de 8,000 extranjeros ilegales en los últimos días, como resultado de las oleadas de migrantes que huyen de El Salvador, Guatemala y Honduras.

A pesar de la adición de la instalación temporal construida en Donna, Texas, la gran cantidad de extranjeros ilegales que cruzan el Valle del Río Grande ha alcanzado niveles récord, lo que ha reducido la capacidad del sector para procesar individuos. Con el fin de crear más capacidad, los agentes y demás personal encargado de patrullar la frontera, han sido reasignados para construir cuatro estructuras temporales en las estaciones de la Patrulla Fronteriza de McAllen y Río Grande City, a fin de proporcionar refugio adicional para las personas que esperan su turno. Estas estructuras adicionales, que están equipadas con generadores, sistemas de iluminación, calefacción, ventilación y aire acondicionado, amplían la capacidad de procesamiento del sector.

«Estamos haciendo todo lo posible para garantizar un entorno seguro para todos los involucrados, pero es muy claro que tenemos una verdadera emergencia en la frontera, Esto no es sostenible», dijo el agente de la patrulla principal, Rodolfo Karisch.

En el Centro de Procesamiento, las personas reciben ropa y zapatos nuevos además de alimentos y atención médica. Los costos de mantener y acomodar las necesidades de quienes están bajo custodia han alcanzado las decenas de miles de dólares por día. Los miembros de DHS Surge Capacity Force, que está compuesto por empleados civiles, junto con el personal de la Guardia Costera, el Servicio Federal de Protección, la Oficina de Operaciones de Campo y el Departamento de Defensa (DOD) de toda la nación, están ayudando al sector a transportar migrantes; sin embargo, al proporcionar apoyo administrativo, distribución de comidas y monitoreo del bienestar de las personas bajo la custodia de CBP, el personal del Departamento de Defensa no está realizando acciones de cumplimiento de la ley.

La atención y el apoyo brindados al número récord de individuos que cruzan la frontera suroeste han creado desafíos para los agentes que ahora tienen que dividir su misión principal de proteger la seguridad nacional con el número récord de individuos bajo su custodia.

Con el aumento en el número de cruces, surgen preocupaciones de salud, ya que el sector está viendo un aumento proporcional en los viajes a los hospitales locales. Actualmente, el sector de RGV promedia 20 visitas al hospital por día, lo que puede afectar los tiempos de espera del hospital local.

Comparte tu opinión.