Propuestas (Realistas) del Nuevo Año

1. Le haré caso a mi mujer
(al menos que como siempre esté enojada y me aconseje por despecho y por contradecirme).

2. Si mi equipo no gana no culparé a los árbitros
(culparé a los entrenadores, y a los jugadores de mi equipo que me caen mal).

3. Dejaré de culpar al gobierno por todo lo malo que pasa en México y seré más específico y claro en mis juicios
(me concentraré en el Presidente, los secretarios, el ejército, los gobernadores, y en mis vecinos que no saben de política).

4. Haré ejercicio moderado y consistente
(solo que el doctor me lo prohíba, mis asuntos profesionales lo eviten, la familia requiera de mi presencia, por las fiestas de mis amigos, o si estoy muy cansado).

5. Evitaré conflictos de todo tipo
(excepción de los que me busquen pleito, mis enemigos, los se metan con mis hijos, los bandidos, los burócratas, y los hipócritas de mi trabajo).

6. Ahorraré parte de mis ingresos
(pero solo después de que compre comestibles, pague las deudas mensuales, invite a mi familia a comer una vez a la semana, vayamos al cine dos veces por semana, le de a mis hijos para sus necesidades diarias, pague lo que demanda convivir con mis amigos en la cantina correspondiendo a lo que ellos gastan conmigo, y haya pagado las emergencias que cada mes surgen, además si ahorro mucho mi mujer lo usará en algo urgente).

7. Evitaré pensamientos malos y negativos
(menos aquellos que sean absolutamente necesarios para contrarrestar las malas vibras que me tengan a mi, y los que sean inevitables por cachetadas que me den, gritos de mi mujer, los del deporte porque la pasión justifica esos pensamientos y ayudan a que el equipo enemigo pierda, y los amigos que no me comprenden).

8. Tomaré cursos, o talleres, o seminarios , e iré a conferencias que me permitan crecer como persona y como profesional
(pero solo si me los pagan en mi trabajo, o si me los saco en una rifa, si me proporcionan beneficios , o si son obligatorios, y si realmente valen la pena porque todos me parecen un mugrero y una pérdida de tiempo).

9. Contestaré cada correo electrónico y cada texto que me envíen
(menos los de cadena, los de mi mujer porque puede creer que no tengo mucho trabajo como le hago creer, los de mi compadre Pancho que siempre esta jodiendo con lo de sus Chivas, los de mi hermano que siempre me está pidiendo dinero prestado que no me paga, los de mi Tía que quiere que le pague el dinero que le debo, y los que quieren que los invite a comer).

10. Iré a misa todos los domingos
(pero solo si mi esposa me lo pide de buena manera, no esté desvelado, sea a una hora propicia, nos acompañe toda la familia, y de preferencia a la hora en que va mi comadre Luisa que está bien buena, y si creo que es necesario para pedir por el perdón de mis pecados porque la verdad si no he pecado para que voy a perder el tiempo).

11. Prometo no hablar, pensar, preocuparme, o culpar a los gringos pro haber electo a Trump
(a menos que me deporten, hagan mas alto el muro, contrate a Putin de asesor, se pelee con China, siga convenciendo a fábricas que se vayan de México, insulte a las muchachas de mis universo que están gordas, o me diga que soy barrigón o violador).

12. Ya no culparé a los demás de no entender y aceptaré que tengo (parte de) la culpa de todo lo que me pase
(excepción con mi mujer que siempre me culpa de todo, y si lo acepto creerá que tiene razón en todo; de lo que pase en mi trabajo porque entonces me estereotiparán y creerán que soy muy débil; con mis hijos porque sentirán que ya no tengo autoridad; en las apuestas que pierda porque creerán que me equivoqué; con mis amigas porque les encanta la seguridad que muestro; y mis amigos porque ya están acostumbrados a que nunca tengo la culpa).

Comparte tu opinión.