¿Qué es la enfermedad de Paget y cuáles son sus síntomas?

México, (Notimex).- La enfermedad ósea de Paget es un trastorno crónico del esqueleto, en el cual algunas zonas de los huesos sufren un recambio anormal, dando lugar a zonas óseas agrandadas y poco resistentes.

Esta enfermedad, raramente se produce en personas menores de 40 años. Los varones tienen un 50% más de probabilidades de desarrollarla que las mujeres y es más frecuente en Europa sobre todo en Australia, Nueva Zelanda e Inglaterra, de acuerdo con el Manual de Merck de Información Médica General.

Por lo general, las células que destruyen el hueso viejo (osteoclastos) y las que forman el nuevo (osteoblastos), se mantienen equilibradas para mantener la estructura y la integridad ósea; sin embargo, en esta enfermedad los osteoclastos y los osteoblastos se vuelven hiperactivos en algunas zonas óseas, lo cual agranda los huesos, pero los hace más débiles.

Aunque en su mayoría las personas con esta enfermedad no presentan síntomas, puede producirse dolor óseo, deformación ósea, artrosis y compresión dolorosa de nervios; con menor frecuencia, se desarrolla insuficiencia cardíaca debido a que el incremento de flujo sanguíneo a través del hueso afectado supone una sobrecarga para el corazón.

La causa de la enfermedad de Paget es desconocida, pero existen algunos factores que predisponen la aparición de esta enfermedad, pueden ser genéticos e incluso algunos estudios asocian su aparición con un virus.

Los huesos que resultan afectados con mayor frecuencia son la pelvis, el fémur, el cráneo, la tibia, la columna vertebral, la clavícula y el hueso superior del brazo, es decir, el húmero.

El diagnóstico suele ser difícil, ya que esta enfermedad con frecuencia se detecta de forma accidental, cuando se realizan radiografías o análisis por otros motivos, de no ser así, el diagnóstico se establece basándose en los síntomas o en la exploración física.

Una persona que padece la enfermedad de Paget, necesita recibir tratamientos, especialmente las personas que presentan molestias como dolor intenso, artrosis y deformación en los huesos.

Comparte tu opinión.