¿Qué es la hemocromatosis?

México, (Notimex).- La hemocromatosis es un trastorno hereditario que causa que el cuerpo absorba demasiado hierro. Esta acumulación genera daños en los órganos, de acuerdo con James Peter Adam Hamilton, profesor de medicina de la División de Gastroenterología y Hepatología de la Universidad de Colorado en Estados Unidos.

Según datos del especialista la incidencia de esta enfermedad es de una en un millón y aunque es poco frecuente puede ser mortal para quien la padece.

La mutación más frecuente es la hemocromatosis de tipo 1, que se produce en las personas originarias del norte de Europa. Además se debe heredar un gen mutado de ambos padres para resultar afectado.

Otras mutaciones causan trastornos similares como la hemocromatosis juvenil, hemocromatosis por mutación en el gen del receptor 2 de la transferrina [TFR2], enfermedad de la ferroportina, hipotransferrinemia y la aceruloplasminemia.

Los síntomas se desarrollan en forma gradual, al principio son poco claros, como fatiga o debilidad. En las mujeres, suelen comenzar después de la menopausia a causa de la pérdida de hierro durante el periodo menstrual y el aumento del requerimiento de hierro durante el embarazo.

La acumulación de hierro puede dañar cualquier parte del organismo, incluido el cerebro, el hígado, el páncreas, los pulmones o el corazón, por lo que se pueden desarrollar trastornos como piel de color bronce, insuficiencia cardíaca, dolores articulares, especialmente en las manos, aumento del riesgo de cáncer de hígado. Infertilidad, hipotiroidismo y cansancio crónico.

De acuerdo con Hamilton, es posible realizar análisis de sangre para identificar qué personas hay que seguir evaluando. Estas pruebas permiten determinar los niveles sanguíneos de hierro, ferritina, una proteína que almacena hierro y transferrina, que es la proteína que transporta el hierro en la sangre cuando este no se encuentra dentro de los glóbulos rojos.

Además, las pruebas genéticas se recomiendan a las personas con hemocromatosis y deben medirse los niveles de hierro a todos sus familiares de primer grado, como hermanos, padres e hijos en caso de que los tengan.

Por último, el especialista asegura que la extracción de sangre es el mejor tratamiento para prevenir daños a los órganos, sin embargo, ya no se pueden remediar las lesiones causadas. La cantidad de sangre que los médicos deben sacar es de 500 mililitros, hasta que los valores de hierro se normalicen.

Comparte tu opinión.