Rechazan organizaciones ley anti-inmigrante de Texas

McAllen.- A partir del lunes, varias organizaciones pro inmigrantes iniciaron una serie de protestas tras la promulgación de la Ley SB4 que hiciera el pasado domingo el gobernador Greg Abbott. Se anunciaron acciones de resistencia.
Representantes de grupos pro-inmigrantes y de defensa de derechos humanos protestaron afuera de las oficinas del DPS, tras la firma de la ley SB4.

Por Diana Grace Partida

McAllen.- Una serie de airadas protestas se iniciaron a partir del lunes como reacción a la promulgación de la Ley SB4 que hiciera el gobernador Greg Abbott el pasado domingo.

Representantes de organizaciones de migrantes y aliados convocaron a una conferencia de prensa en el exterior de las oficinas del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) de esta ciudad, donde expresaron su desacuerdo con la disposición legal que entraría en vigor a partir del primero de septiembre.

LA NUEVA LEY

La ahora ley prohíbe las “ciudades santuario” en Texas, lo cual ha generado protestas a lo largo del estado ya que defensores de los derechos civiles la clasifican de “racista” y “anti-inmigrante”.

“El gobernador Abbot firmó la SB4 como ley, en donde requiere que toda la policía local actúe como agente de migración. No podemos aceptar esa ley y seguiremos luchando por el odio que representa la SB4”, expresó la directora de La Unión del Pueblo Entero (LUPE), Juanita Valdez-Cox.

“No podemos comprender los fundamentos de esta ley”, agregó consternada.

“La SB4 es una tragedia y no la aceptaremos. Tanto LUPE como todas las diversas organizaciones presentes, lucharemos tanto en las cortes como en las calles para eliminar esta ley. Estamos seguros que los jueces reconocerán las distintas formas en las que esta ley infringe la ley de protección”.

Valdez-Cox añadió que el Sheriff del Condado de Hidalgo, Eddie Guerra, manifestó su oposición diciendo “Estoy preocupado que esta ley dañe la relación que se ha fincado entre la comunidad y mis agentes. Temo que las personas dejen de reportar crímenes por miedo a ser deportados” .

El sheriff Guerra trabajó muy duro para evitar que la SB4 se hiciera ley, aseguró Valdez-Cox.

Por su parte, el congresista Filemón Vela expresó que la también conocida como ley “muéstreme sus papeles” es un ataque a la decencia humana y se aprovecha de los más vulnerables, produciendo una separación entre la aplicación de la ley, las universidades, las comunidades de inmigrantes y las personas de color.

“La policía local y la policía del campus intentan proteger y construir confianza con los residentes locales, pero la ley “muéstreme sus papeles” cambia el enfoque de mantener a las comunidades seguras. En vez de recurrir a la policía local en tiempos de peligro, las familias de status mixto y los no ciudadanos podrán retener información importante cuando denuncien crímenes, o simplemente dejen de reportarlos por temor a la deportación”.

“Bajo el pretexto de crear una ley para defender la Constitución y tratar a todas las personas por igual, la legislatura de Texas ha planeado continuar la demonización de las comunidades inmigrantes. La SB4 es una desgracia, y me opongo firmemente”, afirmó el congresista.

ACCION DE LA PROCURADURIA

Por otra parte, el mismo lunes el procurador general de Texas, Ken Paxton, se adelantó a las posibles demandas contra la ley anti-inmigrante SB4 y en una inusual acción solicitó a una corte federal que ratifique la constitucionalidad del estatuto que prohíbe las ciudades santuario.

Paxton presentó ante la Corte Federal para el Distrito Oeste de Texas una demanda conocida como queja por juicio declaratorio, solicitando a ese tribunal que establezca la constitucionalidad de la ley.

La demanda solicita específicamente a la Corte que dictamine que la ley no viola las enmiendas cuarta o décimocuarta de la Constitución de Estados Unidos y no se antepone a la ley federal.

Comparte tu opinión.