Reconoce la empresa HEB a empleadas destacadas

Erika Prospero, durante su conferencia en el evento de reconocimiento a mujeres destacadas empleadas por HEB.

McAllen.- La empresa HEB honró a un grupo de destacadas mujeres empleadas por su dedicación a la excelencia y liderazgo cívico durante la celebración especial conocida como Premio «Women of Distinction 2018», realizada el 29 de marzo pasado, en el Country Club, reconocimiento que se otorga anualmente con el objetivo de premiar y celebrar a empleadas destacadas en el estado de Texas por sus contribuciones, tanto a la compañía como a su comunidad.

Las ganadoras fueron seleccionadas en base a una variedad de cualidades, incluida su dedicación a la excelencia en el servicio al cliente y su impacto positivo en los compañeros de trabajo. Durante la ceremonia, cada ganadora recibió un distintivo especial como muestra de agradecimiento por su excelencia.

Los eventos de Women of Distinction son un excelente ejemplo del compromiso de HEB con la diversidad, esperando que honrar a las socias con este premio, inspire a más mujeres a buscar oportunidades de liderazgo con este supermercado en el futuro. El premio fue inspirado por la fundadora de HEB, Florence Butt, quien abrió una pequeña tienda de abarrotes en Kerrville hace 113 años. Los valores personales de Florence trazaron un curso exitoso que perdura en el continuo compromiso de la compañía con sus socios y clientes.

En el evento de premiación estuvo como oradora invitada la primera dama de San Antonio, Erika Prosper, quien además se desempeña como Presidenta de la Cámara de Comercio Hispana de San Antonio y posee el cargo de directora de Customer Insights para HEB, donde lidera un equipo de 12 asociados que reúnen y analizan las opiniones de los clientes para ayudar a guiar las estrategias de participación de la empresa y los productos.

Asimismo, colabora con el Instituto de Liderazgo de las Mujeres Latinas en SAHCC, un programa destinado a enseñarles a las mujeres hispanas a postularse para cargos políticos o participar en juntas y comisiones comunitarias. «No todos los empleadores son tan generosos. Como resultado, las mujeres profesionales contemporáneas se presionan mucho tratando de ser perfectas en todo», señala Prosper Nirenberg. «Necesitan aprender a comenzar a cambiar la cultura; es nuestro trabajo hacer que suceda de adentro hacia afuera. Soy una gran creyente en el liderazgo desde cero», dijo.

Comparte tu opinión.