Resaltan importancia de atención médica en niños con Síndrome de Down

Guadalajara, (Notimex).- Una atención oportuna para los bebés que padecen síndrome de Down, que  contempla estimulación temprana y consejo médico, brindan una mejor calidad de vida al paciente conforme avanza en edad, dijo el genetista Patricio Barros Núñez.

El investigador encargado de la Coordinación Académica del Centro de Investigación Biomédica (CIBO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco explicó que esta enfermedad, también conocida como Trisomía 21, implica discapacidad intelectual en distintos grados.

Aunque no hay una “cura” para ella, una estimulación psicomotora, cognitiva, verbal, social y afectiva que inicie durante los primeros días de vida del niño, le brinda herramientas para su desarrollo, dijo en un reporte.

Precisó que se trata de un proceso largo y continuo en el que deben involucrarse ambos padres e incluso el resto de la familia; eso es muy beneficioso para el menor.

“Algunas personas esperan resultados rápidos, pero se les explica que además de estas sesiones terapéuticas que pueden darse en un centro especializado o en casa, es necesario que se complemente con atención médica”, dijo.

El experto en genética añadió que al menos un 50 por ciento de los niños con síndrome de Down presenta problemas cardiacos. También son frecuentes afecciones respiratorias, apnea del sueño (pausas en la respiración mientras se duerme) debido a malformaciones fisiológicas e hipotiroidismo.

“El seguimiento de los pacientes involucra a varios tipos de especialistas médicos. Existen protocolos que señalan el tipo de estudios que deben hacerse de acuerdo al desarrollo del niño”, mencionó.

Aclaró que mientras algunos niños evidencian alguna de las patologías ya mencionadas desde el nacimiento, en otros se muestran con el paso del tiempo, por lo que son recomendables una detección y un tratamiento oportunos.

Barros Núñez puntualizó que el diagnóstico de un niño con síndrome de Down es sencillo, no así enfrentar el “shock” de algunos padres de familia, quienes se muestran incrédulos y suelen buscar varias opiniones médicas confirmatorias, lo cual puede atrasar meses e incluso años de tratamiento.

En este sentido, recomendó buscar asesoría con el médico familiar, de manera que se pueda definir el estado de salud del menor y el mejor tratamiento a seguir, así como la derivación a consultas de especialidad en una Unidad Hospitalaria en caso necesario.

Comparte tu opinión.