Resolviendo sus dudas

Por el Dr. Enrique Griego

• HAY UNA RELACION DIRECTA ENTRE LA ALTA PRESION Y LA DIABETES

P.- ¿Qué relación hay entre diabetes tipo 2 y alta presión?

R.- Hay una relación directa entre la alta presión y la diabetes. En muchas ocasiones se presenta primero la alta presión y después  la diabetes, y en otras ocasiones, primero se presenta la diabetes tipo 2 y luego la alta presión.

El caso es que en una persona que está en el proceso de desarrollar diabetes pasan 10, 15 años, a veces más, con un síndrome que se llama «síndrome dismetabólico», donde se está produciendo más insulina cada año; se está ganando peso a medida que pasa el tiempo, por eso los altos niveles de insulina; se está acumulando más grasa en el cuerpo; comienza a subir el colesterol, los triglicéridos; comienza a haber un problema circulatorio; la presión arterial comienza a elevarse un poco y los niveles de azúcar suben también. Es un proceso que puede durar 10, 15, 20 años en algunos casos, y en algunas ocasiones primero la persona es diagnosticada con alta presión y en otras ocasiones la alta presión sucede después de tener diabetes. El caso es que los dos problemas se tienen que manejar, porque entre más estrictos somos en hacer el diagnóstico temprano y en controlar estos problemas, vamos a prevenir las complicaciones, en este caso primeramente va a ser el riñón. Cuando alguien tiene diabetes y alta presión los riñones son los que más riesgo tienen de ser afectados, porque los dos problemas pueden afectar los riñones. También los ojos. Tanto la diabetes como la alta presión pueden afectar la retina; puede haber sangrado en la retina, puede haber desprendimiento de retina, se puede comprometer severamente  la visión. Y por otro lado, también los dos problemas pueden afectar las arterias coronarias, que son las arterias que suplen de sangre al músculo del corazón, y son las responsables de un infarto si una rama de ellas se tapa. Entonces, definitivamente, la mayoría de los pacientes que tienen diabetes tienen alta presión, y la mayoría de los que tienen alta presión tienen diabetes. Van de la mano, y yo agregaría dos problemas más. El problema del colesterol y los triglicéridos, y el problema de la obesidad, son los cuatro problemas que usualmente van de la mano. Pero la raíz de esos males es la obesidad. Si tratamos la obesidad como lo que es, el factor de riesgo que da origen a estos problemas, vamos a lograr disminuir el número de medicamentos que estos pacientes tienen que tomar, vamos a recuperar la salud de estas personas, y vamos, sobre todo, a economizar mucho dinero, a nivel personal y a nivel de la nación.

• NO NECESITAMOS MEDICAMENTOS PARA PREVENIR LA DIABETES; LO QUE NECESITAMOS ES EDUCACION

P.- Mi hijo tiene 14 años de edad y ha estado en sobrepeso desde la niñez; pero en los últimos tres años ha ganado mucho peso. Le han aparecido manchas oscuras alrededor del cuello, los codos y las rodillas. La enfermera de la escuela lo refirió al doctor porque piensa que está desarrollando diabetes.¿Puede ser esto posible aunque no tenga historia familiar de diabetes?

R.- Estoy completamente de acuerdo con la opinión de la enfermera. Estas personas que tienen acanthosis nigricans, que es la terminología médica que usamos para referirnos a esos pacientes que están ganando peso a medida que pasan los años y que posteriormente, casi antes de la adolescencia o durante la adolescencia, comienzan a aparecerle unas manchas oscuras alrededor del cuello, en los codos, en los nudillos, en las rodillas, en la parte baja del vientre. Todo esto indica que esta persona está produciendo mucha insulina. Es una manifestación cutánea de los efectos de la insulina. ¿Y por qué está produciendo mucha insulina? Porque tiene el síndrome de la resistencia a la insulina. Si le hacen los niveles de azúcar, probablemente sea normal, o tenga valores pre-diabéticos, como por ejemplo valores entre 101 y 125. Los valores normales del azúcar, en ayunas, son entre 70 y 100. Los niveles para llamar a una persona pre-diabética son entre 101 y 125. Y para tener diabetes tiene que tener, en ayunas, arriba de 126. En muchas de estas personas el azúcar está normal. Por eso es que las llevan al médico y éste dice que está bien. Pero la verdad es que no tiene diabetes todavía, pero, ¿Por qué hay que esperar que desarrolle diabetes para hacer algo? 

Este joven está enfermo. Este joven pertenece a un grupo que aquí, en los Estados Unidos, llega a afectar a millones de personas. Son personas pre-diabéticas y en ellas se puede prevenir que desarrollen diabetes. Hay millones de personas en los EEUU con diabetes, y la mayoría son del tipo 2. Diabéticos que vienen de este grupo de personas pre-diabéticas. Se dice que en los últimos años hay un millón y medio de diabéticos en los EEUU que salen de este grupo, que son pre-diabétcos. Pero se puede prevenir esta enfermedad en muchas de estas personas si los identificamos, como en este caso, y trabajamos los factores de riesgo adquiridos, en este caso la obesidad. Pero es una obesidad que tiene que ser corregida; no esperar a que tenga diabetes o alta presión para ahora sí decidir que hay que bajar de peso. Es mejor prevenir estos problemas antes de que sucedan. ¿Cómo lo vamos a lograr? Trabajando con una nutrióloga. Existen personas certificadas en nutrición que juegan un papel muy importante en la prevención de la diabetes, porque si referimos a estos pacientes temprano con ellos, ellos pueden ayudarnos a elaborar planes de alimentación; enseñarles a los pacientes cómo deben ser los alimentos e indicarles que deben aumentar la actividad física. ¿Por qué? Porque no debemos esperar a que surja una pastilla que ayude a perder peso. Tenemos ya cómo ayudarle a los pacientes para bajar de peso. Es cuestión de educarnos sobre cómo comer y aumentar la actividad física. Estoy hablando de 30 o 45 minutos diarios de ejercicio. Hay que hablar con los pacientes, y según su estatura, calcularles cuál es el peso ideal que deben tener y trabajar en ellos. Existen aparatos que nos ayudan a ver el porcentaje de grasa que esa persona tiene y trabajar para llevarlo al porcentaje de grasa normal que debe tener . Todo esto ya está disponible.

Lo ideal en este caso es llevarlo con el médico para que le haga los exámenes de sangre, los niveles de insulina, los niveles de azúcar, por supuesto los niveles de colesterol, de triglicéridos, ver que no tenga problemas de hipotiroidismo. Se le hace el examen de sangre también para ver el TSH. Y una de las cosas que usualmente vamos a encontrar es que tiene altos los niveles de triglicéridos, que el colesterol está un poquito alto, que el colesterol bueno está bajo.

Todos estos son parámetros que nos hablan de un síndrome que se llama el «Síndrome dismetabólico». Es un síndrome donde, silenciosamente, se están produciendo complicaciones a nivel de la circulación. Al nivel de la circulación, no solamente la que va al corazón, sino también la que va al cerebro, la que va a las extremidades inferiores. Y son jóvenes que antes de desarrollar diabetes, en muchas ocasiones, ya tienen placas de colesterol en arterias importantes, y esto es algo que hay que evitar. 

¿Por qué hay que evitarlo? Porque no queremos seguir viendo que nuestros jóvenes, antes de los 20 años, ya tienen que  tomar medicamentos porque ya tienen diabetes, alta presión, problemas de colesterol, problemas en las rodillas, ya que por el sobrepeso que tienen se desgastan los cartílagos muy fácilmente, y por el otro lado, roncan mucho de noche, no duermen muy bien. Se despiertan cada 20 minutos porque paran de respirar durante la noche y tienen lo que se llama apnea, y entonces hay que referirlos para que les hagan un examen del sueño. Muchos tienen que dormir con una máquina para que les ayude a respirar y para que les ayude a meter suficiente oxígeno en el cuerpo. ¿Para qué hay que esperar que todo eso suceda?

Si no necesitamos medicamentos para esto; lo que necesitamos es educación. Y poner esta educación en acción, para que podamos tener los resultados deseados. 

Qué bueno que usted hizo esta pregunta, porque esto es un tema que a mí me apasiona, porque me duele mucho cuando voy a cualquier lugar y veo a tantos jóvenes con problemas de sobrepeso, con esas manchas oscuras, que son visibles. Eso les afecta porque ellos se sientes aislados, o ellos mismos se aíslan porque se sientes discriminados por ser obesos; van a las fiestas y a veces sienten que nadie quiere bailar con ellos. Entonces, todo este tipo de problemas emocionales que causa la obesidad en nuestros jóvenes podemos eliminarlos si vemos la obesidad como lo que es: un problema de salud que afecta a nuestros jóvenes, no solamente en lo físico, sino también en lo emocional. Y lo que menos quiere usted es ver a un nieto, o ver a un hijo, teniendo que tomar medicamentos a una edad temprana por un problema que se pudo prevenir. Usted no quiere enterrar a sus hijos o a sus nietos. Usted quiere mantenerlos sanos, y la mejor forma de lograrlo es así: aprender cómo comer; ver la obesidad como lo que es, un problema prevenible que nos causa problemas de salud letales.

Le invitamos  a contactarnos en los siguientes lugares para información médica gratuita:

Periódicos/ Revistas: El Periódico USA; DeShopping. Radio: KGBT AM (miércoles 10-11:00 am); Radio Esperanza (martes: 11-12:00 a.m); Caracol Radio, Riohacha, Colombia (martes 12-1:00 pm). Televisión: Guajira televisión, Riohacha, Colombia (martes 10-11:00 am); Univisión Ch 48 (sábado 6:30-7:00 am); Televisa Ch 19 (sábado 12:00 mediodía); Telemundo Ch 40 (domingo 9-9:30 am). YouTube: “Hablando de Salud con el Dr. Enrique Griego”

Comparte tu opinión.