Respuesta a los desastres naturales favorece a las comunidades ricas

• Los impactos por los huracanes desde Puerto Rico a Texas confirman las disparidades en la financiación

 

*Se anexa aclaración solicitada por FEMA

San Juan, Puerto Rico (Sierra Club).-  Un detallado informe de la Radio Pública Nacional (NPR) indica que la financiación de los desastres naturales exacerba las inequidades económicas favoreciendo a las comunidades más pudientes.

Como respuesta, activistas en Puerto Rico y Texas confirman que esta dinámica es común en sus comunidades impactadas, particularmente en Puerto Rico, donde miles de hogares todavía tienen “techos de FEMA”, compuestos de toldos de plástico, casi 18 meses tras el Huracán María.

“Puerto Rico sigue esperando la ayuda federal de desastres que nos prometieron”, dijo Adriana González, organizadora de justicia ambiental del Sierra Club de Puerto Rico. “La administración Trump ha entregado sólo una pequeña fracción de los fondos prometidos por el Congreso para apoyar la recuperación de Puerto Rico tras el Huracán María. FEMA rechazó más de la mitad de las solicitudes en busca de financiación tras María por falta del título legal de sus hogares.

El análisis de NPR da en el clavo: las personas con poder y privilegios tienen muchas más probabilidades de beneficiarse de la financiación de desastres debido a la discriminación intrínseca de estos programas, mientras que las personas de color o de bajos ingresos son relegadas. Las comunidades de Puerto Rico también confrontan una clara desventaja en ayuda federal con respecto quienes votaron en Estados Unidos por Trump. Las comunidades de Puerto Rico y Alabama merecen un tratamiento equitativo”.

“Este reporte de NPR confirma lo que hemos sufrido en Texas”, dijo Bryan Parras, organizador de la Campaña contra Combustibles Sucios del Sierra Club en Houston. “Cuanto más pobre seas, más difícil es acceder a la ayuda federal de desastres. Las comunidades de bajos ingresos se ven abandonadas en lugar de lograr las inversiones que necesitan para reconstruir.

“Y además de los problemas de clase y raza examinados por NPR, las personas con discapacidades o indocumentadas también confrontan barreras adicionales para lograr ayuda federal. Con más de medio millón de indocumentados en Houston sin recibir ayuda, nuestras comunidades luchan por recuperarse. Mientras que los desastres naturales, empeorados por la crisis climática, aumentan más su frecuencia, estas políticas federales continuarán exacerbando las inequidades económicas de nuestro país a no ser que todos apoyemos una recuperación justa en todas nuestras comunidades”.

*A solicitud de personal del área de información FEMA se publica el siguiente anexo:

 

Declaración de la Directora de Asuntos Externos de FEMA Jessica Nalepa sobre los recientes artículos

La asistencia por desastre de FEMA es otorgada sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo, afiliación política, religión, país de origen, edad, discapacidad, dominio limitado del inglés, nivel de educación o estado económico.Los trabajadores de casos de FEMA hacen todo lo posible bajo la ley del Stafford Act para ayudar a las familias después de desastres, cuando hay que tomar muchas decisiones sobre la recuperación. Sugerir que FEMA no otorga u otorgaría la asistencia necesaria a cualquier sobreviviente de desastre es sumamente incorrecto, engañoso y perturbador.

Si algún sobreviviente cree que no ha sido tratado de manera justa, debe llamar al 800-621-3362 o al 800-462-7585 (TTY/TDD).

Comparte tu opinión.