Riesgo de enfermedad cardíaca inicia en útero, sugiere estudio en ovejas

México, (Notimex).- Un nuevo estudio en ovejas reveló que las crías cuyas madres tuvieron un embarazo complicado pueden tener un mayor riesgo de padecer enfermedad cardíaca en el futuro.

La investigación dirigida por un equipo de la Universidad de Cambridge, sugiere que las “tarjetas” de las personas pueden estar marcadas incluso antes de nacer.

En la actualidad, la enfermedad cardíaca es una de las principales causas de muerte en el mundo, de la cual se sabe los genes interactúan con los factores de riesgo como fumar, obesidad y una vida sedentaria para promover un mayor riesgo.

De acuerdo con la Universidad de Cambridge, además del estilo de vida, hay evidencia de que la interacción gen-ambiente antes del nacimiento puede ser tan importante.

El texto señala que estudios en humanos con hermanos muestran que los niños nacidos de madres obesas durante el embarazo presentan mayor riesgo de enfermedad cardíaca que los hermanos nacidos de la misma madre después de una cirugía bariátrica para reducir la obesidad materna.

Dichos estudios muestran evidencia en humanos que el ambiente experimentado durante los períodos críticos de desarrollo puede influir de forma directa en la salud cardiovascular a largo plazo, así como el riesgo de enfermedad cardíaca.

La nueva investigación muestra que los hijos adultos producto de embarazos complicados por hipoxia crónica (niveles de oxígeno más bajos de lo normal) han aumentado los indicadores de enfermedades cardiovasculares, como presión arterial alta.

En el estudio dirigido por el profesor Dino Giussani, se usaron ovejas preñadas para demostrar que el tratamiento materno con vitamina C antioxidante durante un embarazo complicado podría proteger a las crías adultas de desarrollar hipertensión y enfermedades del corazón.

“Nuestros descubrimientos enfatizan que cuando se consideran estrategias para reducir la carga general de la enfermedad cardíaca, se requiere mucha más atención a la prevención que al tratamiento», agregó el profesor Giussani.

“El tratamiento debe comenzar tan pronto como sea posible durante el desarrollo, en lugar de esperar hasta la edad adulta, cuando el proceso de enfermedad se ha vuelto irreversible”, explicó.

A pesar de los resultados, Giussani destacó que es prematuro considerar a la vitamina C como un posible suplemento para las madres.

Asimismo, aseguró que cualquier madre preocupada por el desarrollo del bebé en el útero debe hablar con el médico antes de cambiar la dieta o usar suplementos.

Comparte tu opinión.