Robots que pueden ayudar a niños hospitalizados

(NOTIPRESS).- Un estudio realizado por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) prueba por primera vez cómo usar » robots sociales» en niños hospitalizados ayuda a mejorar la salud emocional del paciente.

«Huggable» (abrazable en español), es un osito de peluche con ojos animados y un cuerpo animatrónico en su interior, cuyo primer prototipo estuvo en prueba desde 2006, y fue creado para ayudar al equipo clínico del Hospital Pediatrico de Boston. El estudio fue realizado a más de 50 niños hospitalizados de entre 3 y 10 años de edad, que fueron divididos en tres grupos para interactuar ya sea con Huggable, un avatar virtual de Huggable o un osito de peluche tradicional.

«El personal de vida infantil provee mucha interacción humana para ayudar a normalizar la experiencia del hospital, pero no pueden estar con cada niño todo el tiempo. Los Robots sociales crean una mayor y consistente presencia a lo largo del día», señala el primer autor del artículo Deirdre Logan, psicológo pediatrico del Hospital Pediátrico de Boston. » Además puede tratarse de niños que no siempre quieren hablar con personas y responden mejor a un animal de peluche robótico con ellos. Es emocionante saber qué tipo de apoyo podemos darle a los niños que pueden sentirse solos o asustados por lo que están pasando».

El osito es operado remotamente por un especialista fuera del cuarto de hospital de los niños. Gracias a un software, el especialista puede controlar la expresiones faciales del robot y los movimientos del cuerpo, además de hablar a través de un altavoz que cambia el tono de la voz para sonar más infantil.

Los resultados demostraron la factibilidad de integrar un Huggable a las intervenciones, pues los niños que jugaron con el osito experimentaron más emociones positivas en general, además de salir de la cama, moverse alrededor del cuarto, y conectarse emocionalmente con el robot.

Resaltaron los investigadores que éste, aunque pequeño, es el primer estudio en explorar la relación de robots sociales en pacientes internados. El principal objetivo es crear Huggable completamente autónomos, un robot al cual los niños puedan llevar a su casa. El estudio les dio a los investigadores los datos para acercarse más a esta meta: determinaron los gestos físicos más usados y cuáles no.

«Queremos continuar pensando cómo los robots pueden volverse parte de todo el equipo clínico y ayudar a todos «, confiere Sooyeon Jeong, estudiante de doctorado del grupo Robots Personales, «Cuando el robot vaya a casa, queremos que el robot monitoree el progreso del niño. Si hay algo que los clínicos deben conocer de manera temprana, el robot puede notificarles a los doctores, para que así no haya sorpresas de recaídas en la próxima cita».

Próximas investigaciones tratarán de concentrarse en buscar poblaciones especificas de pacientes para usar el Huggable, además de desarrollar al oso de peluche animatrónico para que sea autónomo.

Comparte tu opinión.