Se complica relación México-EU

Por José Luis B. Garza

McAllen.- Los anuncios en materia económica y relación internacional hechos por el presidente electo Donald Trump y la irritación popular en México derivada de los incrementos en precios de combustibles contribuirán a complicar la relación entre México y los Estados Unidos durante los próximos meses.
Por una parte Trump amenazó a la automotriz General Motors (GM) con imponerle “un gran impuesto en la frontera” por exportar a Estados Unidos uno de sus modelos, el Chevy Cruze, que construye en una planta en la ciudad de Ramos Arizpe, en el estado de Coahuila.
¡Fabriquen en Estados Unidos o paguen un gran impuesto en la frontera!”, escribió en un mensaje enviado este martes en su cuenta de Twitter.
Trump, quien ha sido un duro crítico del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y ha prometido renegociarlo o salirse de él, que asumirá la presidencia el 20 de enero, ha criticado también a la automotriz Ford por haber anunciado inversiones en México, así como por su decisión de enviar la producción de sus modelos pequeños a ese país.
Por otra parte, los incrementos en el precio de la gasolina en México, independientemente de las protestas populares desatadas en los últimos días, provocarán, de acuerdo con el especialista en temas automotrices Enrique Kogan, que estos mayores costos de la gasolina en la segunda mayor economía de América Latina, podrían afectar el gusto por los autos medianos y grandes, con repercusiones en las armadoras en general, pero con especial énfasis en las estadounidenses.
En otro sentido, los residentes en la frontera del norte de México, ante los incrementos de los precios de los carburantes en un promedio del 20 por ciento, optarán muchos de ellos por cruzar a los Estados Unidos a llenar de gasolina los tanques de sus vehículos dando lugar, como ocurrió en el pasado, al contrabando de combustible a México o bien a que ese país imponga restricciones aduanales a mexicanos que retornen a su país como ocurrió en el pasado.
Cabe mencionar que gran parte de la gasolina que se consume en México es importada de los Estados Unidos ante la incapacidad de refinación existente en ese país.

Comparte tu opinión.