Senado vota para eliminar la inspección de seguridad en vehículos

Por José Luis B. Garza

La visita anual al mecánico para obtener la inspección de seguridad quedaría en el pasado bajo una medida aprobada en el Senado, de acuerdo a un comunicado emitido por esa cámara legislativa en la ciudad de Austin.

“Permítanme ser totalmente claro, las inspecciones de vehículos no hacen nuestras calles más seguras”, dijo el Senador Don Huffines, de Dallas. “La tarea es una pérdida de tiempo para los conductores de Texas, y una pérdida de dinero”.

La propuesta SB 1588 terminaría con el requisito de la inspección de seguridad en Texas.

Huffines citó estudios que muestran que las inspecciones de seguridad en vehículos no reducen accidentes, heridas ni muertes. Texas es uno de sólo 15 estados que siguen ordenando esta inspección, y Huffines dice que los conductores gastan 130 millones de dólares al año para obtener sus calcomanías de inspección. “Texas es uno de los últimos estados en reconocer la inutilidad de las inspecciones obligatorias de vehículos”, aseguró. “Los datos son concluyentes en que estas inspecciones no tienen beneficios de seguridad discernibles para los conductores de Texas”.

La inspección anual de seguridad cuesta actualmente 14.50 dólares anuales a los conductores, costo dividido entre siete pagados en la estación al momento de la inspección y 7.50 agregados al registro del vehículo. La propuesta de Huffines reemplazaría eso con un cargo de seguridad agregado al registro de $9.75 a vehículos nuevos o nunca antes registrados; $5.50 a las renovaciones y $20 a vehículos comerciales.  Esos fondos se destinarían a mejoras viales como vallas de contención y equipo de iluminación.

La propuesta deja intactos los actuales límites de emisiones, así que los conductores seguirán necesitando esa inspección anual para asegurar que sus vehículos cumplan con estándares de emisiones estatales y federales.

Comparte tu opinión.