Son mujeres las más afectadas por inflamación de la vesícula biliar

Guadalajara, (Notimex).- La inflamación de la pared de la vesícula biliar, denominada colecistitis aguda, afecta alrededor de 30% de la población en general, de manera primordial a mujeres, lo cual se asocia a la producción de hormonas estrogénicas, dijo el experto Martín Islas Torres.

El especialista adscrito al servicio de Cirugía General del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco añadió que los factores de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad de la vesícula biliar son diversos, incluyendo predisposición genética o factor hereditario, el consumo abundante de grasas, cambios hormonales e incluso el embarazo.

Señaló que cada vez son más jóvenes las personas que presentan esta afectación, pero los pacientes con diabetes que desarrollan esta alteración de la vesícula son propensos a tener mayores complicaciones e incluso infecciones a nivel de conductos hepáticos.

Manifestó que es muy fácil que los pacientes diabéticos tengan complicaciones por una colecistitis aguda, ” si presentan síntomas deben revisarse y acudir de inmediato con su médico”.

Islas Torres mencionó que la vesícula biliar tiene por función el almacenamiento de la bilis cuando ésta no es utilizada en el organismo, sin embargo, el alto consumo de grasas contribuye a generar este tipo de afectaciones.

Rechazó que un enojo contribuya al derramamiento de la bilis que a su vez genera inflamación y dolor.

“Es un mito como tal, lo que produce el cólico vesicular o manifestación del dolor es la ingesta de alimentos con grasas, ahí se genera una secuencia hormonal que se secreta en el tubo digestivo o en el duodeno que hace que se movilice la vesícula”.

El experto detalló que la ingesta de grasas y otros alimentos en exceso, como huevo, mayonesa, aguacate y los antojitos, son responsables en gran medida de la colecistitis aguda.

Precisó que el dolor es el síntoma más característico de la inflamación, el cual se caracteriza por ser tipo cólico y punzante, y comúnmente se localiza por debajo de las costillas, en el costado derecho, por lo que ante su aparición es necesario acudir de inmediato con el médico, ya que puede llegar a confundirse con otro tipo de molestias, como la gastritis y la colitis.

Aconsejó no recurrir a la automedicación para tratar de paliar los síntomas, “para realizar un diagnóstico preciso es necesario practicar al paciente un ultrasonido en ayuno”.

“Es importante acudir oportunamente a recibir atención para evitar alguna otra complicación mayor”, apuntó.

Comparte tu opinión.