Suicidios, un mal en crecimiento

El suicidio se ha convertido en un problema de salud pública que afecta a personas de todas las edades, razas y etnias.

• UTRGV recibe donativo para estudiar a fondo el suicidio

Edinburg.- Las tasas de suicidio en Texas continúan incrementando según las últimas cifras de la Fundación United Health. El suicidio se ha convertido en un problema de salud pública que afecta a personas de todas las edades, razas y etnias. En el 2016, se registraron más de 42 mil muertes por suicidio, lo que la convierte en la novena causa principal de muerte en los Estados Unidos.

Del mismo modo, el suicidio es la segunda causa principal de muerte entre los jóvenes de 10 a 14 años y la quinta causa de muerte en adultos de 45 a 55 años.

En general, Texas tuvo una tasa de suicidio ajustada por edad de alrededor de 12.6 personas por cada 100 mil, un poco más baja que la observada en el resto del país de 13.4.

Sin embargo una gran cantidad de factores que van desde la falta de seguro, pobreza, enfermedad, el clima político y hasta la fuerte asociación entre la presencia de un arma de fuego en el hogar y un mayor riesgo de suicidio para el dueño del arma y el cónyuge y los hijos del dueño del arma, han generado el incremento de los suicidios.

En el sur de Texas como en el resto de Texas, las tasas de suicidio son aproximadamente dos veces y media más altas entre los blancos no hispanos que entre los hispanos, mientras que el riesgo de muerte por suicidio fue más de siete veces mayor en los hombres que en las mujeres.

DONATIVO

Con la finalidad de trabajar en reducir el suicidio entre universitarios, la Administración de Servicios de Salud Mental y de Abuso de Sustancias (SAMHSA) otorgó a la Oficina de Consejería y Bienestar de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas del Valle del Río Grande (UTRGV) una subvención de tres años para implementar un Programa de Prevención de Suicidio en el Campus (CSPP).

El objetivo general del programa es aumentar la conciencia sobre el suicidio como una cuestión crítica pero prevenible entre los estudiantes universitarios, el personal y la facultad. Se abordarán numerosos factores de riesgo a los que se enfrenta la población, se llevará a cabo la implementación de programas de capacitación y actividades dirigidas a educar a maestros, personal y estudiantes, sobre la identificación y prevención de conductas suicidas y oportuna intervención apropiada.

La Dra. Eugenia Curet, investigadora principal del proyecto, dijo que la información es clave.

“Estar al tanto de los comportamientos y / o signos de advertencia que preceden a los intentos suicidas podría ayudar a prevenir que alguien se suicide”, dijo Curet. “El Programa de Prevención del Suicidio en el Campus proveerá educación preventiva útil para los estudiantes, el personal y los profesores para intervenir cuando se enfrenten con individuos en riesgo de suicidio”.

Por su parte, Jayshree Bhat, director de Educación Continua, explicó que el proyecto servirá una necesidad insatisfecha de profesionales debidamente capacitados que entiendan cómo identificar eficazmente las señales de advertencia e intervenir rápidamente para reducir las tasas de suicidio entre los estudiantes universitarios.

Comparte tu opinión.