Sur de Texas registra crisis por inmigración y lluvias torrenciales

Elementos de la Patrulla Fronteriza se integraron también a las labores de rescate, sobre todo en áreas de muy difícil acceso. (Foto cortesía de la Border Partrol)

 

 

(Agencias)

 

McAllen.- El sureste de Texas se ubicó hoy en el centro de dos crisis: una generada por los cruces de decenas de familias migrantes provenientes de Centroamérica y otra provocada por las torrenciales lluvias que se han registrado sobre la región en las últimas 48 horas.

El alcalde de McAllen, Jim Darling, declaró el jueves el estado de emergencia ante las fuertes lluvias que han dejado más de 25 centímetros de precipitaciones en los últimos dos días y han causado inundaciones, cierre de calles y carreteras.

Posteriormente el gobernador Gregg Abbot hizo la declaratoria de desastre para el Condado Hidalgo, donde se ubican Mcallen, Mission, Pharr, e Hidalgo, entre otras poblaciones afectadas.

En un comunicado, el alcalde instó a los residentes a no salir de sus casas a menos que sea necesario y urgió a todos aquellos que necesiten evacuar sus hogares aceptar la ayuda de los servicios de emergencia.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) mantenía vigente la tarde de este jueves una advertencia de inundación para las comunidades de McAllen, Mission y Edinburg. Más al este, en el área de Brownsville, las fuertes lluvias mantenían inundadas decenas de calles.

El juez del condado de Cameron, Eddie Treviño, informó que a lo largo del miércoles los servicios de emergencia rescataron a más de 100 personas de las inundaciones repentinas.

El pronóstico meteorológico advierte que las lluvias continuarán hasta este fin de semana, por lo que las autoridades han alistado alrededor de una docena de albergues a lo largo de todo el valle sur de Texas.

Las lluvias torrenciales comenzaron a azotar el sureste de Texas desde el pasado lunes, y el Condado de Hidalgo sufrió la mayor parte de las inundaciones.

Funcionarios del NWS en Brownsville informaron que las lluvias habían dejado, acumulaciones que van de 90 centímetros a 1.5 metros de agua en las comunidades de Weslaco y Mercedes.

Las lluvias no impidieron que este día la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, visitara McAllen para ver de primera mano algunos de los centros donde son retenidos niños separados de sus familias inmigrantes bajo la política de cero tolerancia implementada por su esposo, el presidente Donald Trump.

Su vista se produjo menos de 24 horas después de que Trump firmó una orden ejecutiva para detener la separación de familias migrantes, con lo que cedió a la creciente presión contra la práctica, como resultado de la cual más de dos mil 342 menores han sido separados de sus familias.

Comparte tu opinión.