Tasa de quiebras entre adultos mayores se triplica en EUA desde 1991

Nueva York, (Notimex).- La tasa de personas de 65 años o mayores que se declara en bancarrota en Estados Unidos se ha triplicado desde 1991, lo que revela la reducción constante en los últimos años de la red social de protección de los estadounidenses, apuntó un informe.

El reporte, con base en datos del Proyecto de Quiebras del Consumidor, destacó que los retos financieros para los adultos mayores en Estados Unidos han ido en aumento en los años recientes, lo que se refleja en pensiones cada vez menores, mayores gastos médicos y pocos ahorros.

“La red de seguridad social para los estadounidenses mayores se ha estado reduciendo durante las últimas dos décadas”, resaltó el informe, titulado “Encanecimiento de las quiebras en Estados Unidos: las consecuencias de la vida en una sociedad de riesgo”.

Elaborado por investigadores de cuatro instituciones académicas, el estudio aseguró que la proporción de adultos mayores declarándose en quiebra nunca había sido tan elevada en Estados Unidos.

Los datos reflejan un aumento de más del doble en la tasa a la que los estadounidenses mayores de 65 años o más se declaran en bancarrota, además de que la proporción de personas de esta edad en quiebra ha aumentado en casi cinco veces desde la última década del siglo pasado.

La magnitud del crecimiento en estadounidenses mayores en bancarrota es tan grande que la tendencia de envejecimiento de la población sólo puede explicar una pequeña porción de esta situación, precisó el documento.

El reporte puntualizó que los estadounidenses mayores informan que se enfrentan a mayores riesgos financieros, que incluyen ingresos inadecuados y costos inmanejables de la atención médica, al tiempo que lidian con reducciones en su red de seguridad social.

Como resultado de estas mayores cargas financieras, los adultos mayores se declaran en bancarrota con una deuda de 17 mil 390 dólares, lo que contrasta con los 250 mil dólares en activos entre aquellas personas de esa edad que evitan la quiebra.

“Para un número cada vez mayor de estadounidenses mayores, sus años dorados están cargados de riesgos económicos y el resultado es a menudo la bancarrota”, concluyó el informe.

Comparte tu opinión.