Tikal, sitio arqueológico que representa la grandeza del mundo maya

80728047. Petén, Guatemala, 28 Jul 2018 (Notimex-Especial).- Tikal, sitio arqueológico se ubica en el Parque Nacional Tikal, en plena zona selvática del norteño departamento de Petén, es un imponente centro ceremonial en el norte de Guatemala y uno de los sitios más estudiados del mundo maya, resalta entre los destinos culturales y turísticos del país centroamericano. NOTIMEX/FOTO/ESPECIAL/COR/ACE/TURISMO15/

Por Pablo Palomo Reyna. Enviado

Petén, Guatemala, (Notimex).- Tikal, un imponente centro ceremonial en el norte de Guatemala y uno de los sitios más estudiados del mundo maya, resalta entre los destinos culturales y turísticos del país centroamericano.

El sitio arqueológico se ubica en el Parque Nacional Tikal, en plena zona selvática del norteño departamento de Petén, en la región fronteriza con México, a unos 500 kilómetros de la capital guatemalteca.

En 1979, el Parque Nacional Tikal fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Según el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), las ruinas de Tikal, que se levantan entre la jungla del Petén, representan un destino turístico, cultural e histórico “imperdible”, sobre todo para visitantes extranjeros.

Por su legado y riqueza arquitectónica, el complejo de Tikal, Petén, es uno de los más estudiados del mundo maya. A lo largo del año es visitado por académicos e historiadores de todo el orbe, según autoridades guatemaltecas.

Tikal forma uno de los mayores yacimientos arqueológicos y centros urbanos de la milenaria civilización maya y es un referente mundial de la herencia maya precolombina.

De acuerdo con investigadores y autoridades guatemaltecas, Tikal se ubica entre los lugares que por su legado histórico son emblemáticos a nivel mundial como las pirámides de Giza en Egipto, la Muralla China y el Taj Mahal en la India.

El arqueólogo estadounidense Richard Hansen, quien ha trabajado por más de tres décadas en la espesura de la selva en la exploración de los sitios arqueológicos de Petén, dijo a Notimex que es importante mantener los vestigios mayas, fuente de conocimiento de una de las civilizaciones fundamentales de la humanidad.

Tikal es un complejo de maya que data del Siglo IV a.C., y que llegó a su esplendor en el periodo Clásico. Envuelto por la flora de la selva, el sitio fue redescubierto en 1848, en tanto el Parque Nacional se instituyó en 1955.

Autoridades guatemaltecas estiman que cada año alrededor de 200 mil turistas extranjeros, principalmente de Estados Unidos y de países de Europa, visitan Tikal, en tanto que la cifra de visitantes nacionales es de más de 100 mil personas.

Por su majestuosidad, Tikal, cuna de la civilización maya, fue considerado por una publicación internacional especializada entre los 20 principales destinos del mundo a conocer, tanto por entretenimiento como por “turismo cultural”.

Además de su atractivo arqueológico, histórico y cultural, el antiguo centro ceremonial es parte de una región de espectacular belleza natural, la llamada Reserva de la Biosfera Maya (RBM). Este territorio alberga más de 200 sitios arqueológicos, encabezados por Tikal.

En la RBM, el bloque de bosque continuo más extenso de Mesoamérica, están contenidas 2.2 millones de hectáreas de bosque y 13 por ciento de los espejos de agua dulce de Guatemala.

El lugar se ubica también como uno de los principales destinos turísticos del país, junto con la colonial ciudad de Antigua Guatemala, la Ciudad de Guatemala y el Lago de Atitlán, en el occidental departamento de Sololá.

Con atractivos como Antigua Guatemala y Tikal, el Inguat proyecta un incremento de la actividad turística para este año de siete por ciento, respecto de 2017 cuando ingresaron más de 2.1 millones de turistas que generaron mil 213 millones de dólares.

El Parque Nacional de Tikal, Petén, tiene un costo de entrada para guatemaltecos de 25 quetzales (3.4 dólares) y de 125 quetzales (17 dólares) para extranjeros.

Comparte tu opinión.