Vida y Salud

Dra. Aliza Lifshitz
Dra. Aliza Lifshitz

Dra. Aliza Lifshitz

• Los enemigos de la memoria

El cansancio, la falta de sueño, el estrés, la ansiedad y la depresión afectan el estado de alerta, la concentración y alteran los procesos intelectuales, especialmente la memoria reciente. Quienes presentan estos factores sufren olvidos constantes.
Si usted usa medicamentos para inducir el sueño también puede sufrir alteraciones en la memoria reciente. El uso excesivo del alcohol y las drogas ilegales como la marihuana, la cocaína y el éxtasis, alteran el estado de atención, y por lo tanto, las funciones intelectuales.
El cigarrillo por su parte, altera la estructura interna de los vasos pequeños del cerebro; esto afecta la circulación y oxigenación de las células del cerebro, lo que acelera su proceso de envejecimiento y muerte. Así que tenga en cuenta que los malos estilos de vida afectan hasta la memoria. No lo olvide.

• ¿Quiere perder peso? Baje el termostato

Como lo oye: un hogar cómodo y calentito podría sabotear sus esfuerzos por perder peso. Según una investigación realizada en Holanda, la exposición frecuente a temperaturas ligeramente frías aumenta el gasto energético del cuerpo, que debe utilizar más calorías para adaptarse a la nueva temperatura y mantener el cuerpo caliente. Lo que no se sabe todavía es cuánto tiempo habría que pasar en una habitación fría para quemar, digamos, 100 calorías. Pero los mismos investigadores ya están planificando los experimentos a largo plazo para probarlo. Mientras lo logran, baje unos cuantos grados la temperatura de la oficina o de su casa: podría perder libras y de paso, ahorrar energía.

• Las palpitaciones y la cafeína

Quizá haya escuchado que si tiene palpitaciones, debe bajar su consumo de cafeína. Resulta que un reporte publicado en el Journal of the American Heart Association sugiere que beber café, té o chocolate no parece causar palpitaciones, sensación de aleteo del corazón o patrones de latidos del corazón irregulares.
Los investigadores evaluaron a 1,400 personas sanas que bebieron café, té y chocolate mientras llevaban con ellos unos dispositivos portátiles que monitoreaban su corazón durante 24 horas. Hallaron que los que consumían mayor cantidad de estos productos no tenían un aumento en la cantidad de latidos adicionales. Para videos, reportes gratuitos y más información, visite www.VidaySalud.com

Comparte tu opinión.