Vida y Salud

Dra. Aliza Lifshitz
Dra. Aliza Lifshitz

Dra. Aliza Lifshitz

• Los accidentes cerebrovasculares en aumento

Se sabe que tanto fumar, como tener diabetes, colesterol alto en la sangre y/o usar drogas ilegales aumenta el riesgo de tener un accidente cerebrovascular. Y a pesar de que los médicos les advierten a los pacientes la existencia de este riesgo, el número de personas que han llegado a los hospitales en este país entre el 2004 y el 2014 con estos factores de riesgo (de todas las edades y grupos étnicos) ha aumentado.

En un estudio con 922,000 participantes publicado en línea en Neurology, los investigadores reportaron que la prevalencia de las hospitalizaciones debidas a accidentes cerebrovasculares que se asociaban a hipertensión, colesterol alto y diabetes aumentó en más del 200% durante el periodo del estudio.

• La E.coli del pollo relacionada con infecciones urinarias

Hace ya bastante tiempo que los científicos coinciden en que las infecciones del tracto urinario son normalmente provocadas por la bacteria E.coli de la propia persona. Sin embargo, un nuevo estudio realizado en Canadá y publicado en la revista Emerging Infectious Diseases sugiere que con mucha frecuencia, la infección urinaria por E. coli podría provenir nada menos que del pollo. Como lo oye, ¡nada menos que del pollo! Veamos: los investigadores compararon las huellas genéticas de la E.coli de las infecciones en los humanos con las E.coli provenientes del pollo, la carne de res y el cerdo y encontraron una concordancia con el pollo. El estudio sugiere, además que probablemente las infecciones provengan directamente de los pollos, no de contaminación humana durante el procesamiento de la comida. Para reducir en lo posible el contagio, los expertos recomiendan una buena higiene tanto personal como del entorno: el lavado adecuado de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas, antes y después de manipular alimentos, una cocción adecuada para eliminar cualquier tipo de gérmenes, enjuagar convenientemente las verduras que se consumen crudas y desinfectar las áreas de la cocina con frecuencia. En cuanto sienta síntomas de infección urinaria (orina turbia o con sangre, ardor o dolor con la orina, fiebre baja, dolor en la pelvis) consulte con su médico para que le indique el tratamiento apropiado. Para videos, reportes gratuitos y más información, visite www.VidaySalud.com.

Comparte tu opinión.