Vida y Salud

Dra. Aliza Lifshitz
Dra. Aliza Lifshitz

Dra. Aliza Lifshitz

• ¿Qué podría hacer para prevenir o retrasar la demencia?

Sabemos que a medida que aumenta la longevidad, aumenta el número de personas que desarrollan demencia, especialmente la enfermedad de Alzheimer. Y aunque no hay ninguna forma comprobada de evitarlo, ni pruebas definitivas de cómo reducir el riesgo, un estudio reciente sugiere que hay algunos hábitos en nuestro estilo de vida que podrían ayudar a retrasar la pérdida de la memoria.

De acuerdo a las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina, el hacer ejercicio, controlar la presión arterial y hacer algunos entrenamientos para el cerebro, podrían ayudar.

Hace dos años la Asociación de Alzheimer ya había publicado en sus recomendaciones que para disminuir el riesgo de deterioro cognitivo, recomendaban aumentar la actividad física y mejorar el sistema cardiovascular, que en sí, son dos de las tres recomendaciones de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina. Ahora depende de usted hacerlo.

• La hormona de crecimiento, la estatura y los niños

Desde que la FDA aprobó el uso de la hormona del crecimiento en 1985, muchos niños la reciben para alcanzar una estatura “adecuada”, según criterios de médicos y padres.  Además, según varias encuestas, el número de adolescentes en los Estados Unidos que utilizan la hormona para aumentar la musculatura y el desempeño físico ha aumentado considerablemente en los últimos años. Sin embargo, a veces, aunque la ciencia ponga en nuestras manos los medios para solucionar lo que consideramos deficiencias físicas, todo tiene su precio. Así parece concluir un estudio realizado en la Universidad de París que describe que los niños a quienes se les administra hormona del crecimiento humano tienen mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular al llegar a la adultez que los niños que no la reciben.  Los resultados, publicados en Neurology, invitan a los padres a la reflexión y al diálogo con los médicos de sus hijos.  Los investigadores consideran que los niños y los adolescentes que estén bajo tratamiento con la hormona no deben descontinuarlo, pero sí recomiendan a los padres que consulten con el médico, evalúen los beneficios y riesgos potenciales, para tomar una decisión informada para la salud de sus hijos. Para videos, reportes gratuitos y más información, visite www.VidaySalud.com.

Comparte tu opinión.