Visas para pescadores no evitan grandes pérdidas

Decenas de barcos se aventuraron a la mar sin una tripulación completa debido a la falta de trabajadores con visa; muchos de ellos simplemente se quedaron en el puerto.

• La industria camaronera sufre graves daños por insuficientes trabajadores

Por Diana G. Partida

Brownsville.- El pasado 15 de julio, decenas de barcos camaroneros se aventuraron al mar sin una tripulación completa debido a la falta de trabajadores que requerían de una Visa, mientras que otros se quedaron varados en el puerto.

Andrea Hance, directora ejecutiva de la Asociación de Camaroneros de Texas, expresó que muchos de los trabajadores de la industria trabajan con visas de no inmigrante H-2B, las cuales fueron negadas a principios de año.

Ahora, el Departamento de Seguridad Nacional anunció que permitirá un aumento de hasta 15 mil visas de no inmigrante H-2B hasta el final del año fiscal 2017, por lo que la autorización no llega a tiempo para satisfacer la demanda.

Andrea Hance, directora ejecutiva de la Asociación de Camaroneros de Texas, manifestó que podría ser demasiado, o un poco demasiado tarde, la aprobación de visas H-2B.

Hance acepta escéptica que “es mejor tarde, que nunca”, ya que el proceso tarda de 30 a 60 días, a menos que los negocios paguen un cargo extra por el procesamiento expedito.

“Esta ha sido una dura lucha, principalmente porque el estadounidense promedio todavía piensa que hay un montón de “trabajadores dispuestos y capaces para este trabajo”, expresó satíricamente.

“La realidad es que no quieren nuestros trabajos; menos del uno por ciento de los trabajadores americanos terminan el primer viaje, lo cual le cuesta miles de dólares al barco, ya que la tripulación tiene que regresar hasta el puerto para regresar al individuo que ya “no quiere trabajar” y buscar su reemplazo, perdiendo con ello infinidad de días y miles de dólares por no estar pescando”, explicó.

“La falta de trabajadores visados será económicamente devastador, no sólo para nuestra industria, sino para todo el estado de Texas, ya que se estima un total de pérdidas que ascienden a un millón de dólares diarios”.

Hance cree que hay un gran error sobre los trabajadores migrantes, y agregó que la opinión pública y la política están empezando a hacer que todos aquí se sientan como peces en aguas turbulentas.

Pero incluso con la decisión ya tomada por el Departamento de Seguridad Nacional podría tomar más de un mes para conseguir que los trabajadores migrantes suban a un barco.

“Para entonces, puede ser demasiado, un poco demasiado tarde”, sentenció la dirigente..

Comparte tu opinión.