Volkswagen Beetle convertible “Edición final” de este icónico automóvil

Por Enrique Kogan – Puros Autos

Introducción

El Beetle ha sido un icono de la industria, y a pesar de los años y las nuevas generaciones, su estilo retro se ha mantenido, pero se le acabo la gasolina, y éste es su último año, así que si quiere uno le aconsejo que consiga las últimas ediciones especiales, que en un par de décadas pudieran retomar su valor.

El escarabajo no ha cambiado y sigue con sus alas separadas, estribos vestigiales, faros inclinados y grandes luces traseras redondas, así como una alta línea de techo redondeado.

Esta es la tercera generación del Beetle Convertible, que se había presentado en el 2012, y ensamblado en la fábrica de la automotriz alemana en Puebla, México, donde ya le dieron el adiós al último modelo.

Estilos y Opciones

El Volkswagen Beetle convertible del 2019 llega con una capota blanda eléctrica, en cuatro niveles de equipamiento: S, SE, Final Edition SE y Final Edition SEL (la que probé).

El modelo base S viene de serie con llantas de aleación de 16 pulgadas, Bluetooth, Interfaz de pantalla táctil de 5 pulgadas. El SE agrega rines de 17 pulgadas, faros automáticos, espejo retrovisor con atenuación automática, pantalla táctil de 6.3 pulgadas, radio HD y satelital.

El SE Premium agrega rines de 18 pulgadas, faros bi-xenón y luces traseras LED, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, un sistema de audio Fender y una pantalla táctil de 6.3 pulgadas con navegación.

La Edición Final SE tiene llantas únicas de 17 pulgadas, tapicería de tela especial con inserciones de cuero simulado, algunas insignias de escarabajo adicionales en el exterior e interior y pedales de acero inoxidable.

La Edición Final SEL agrega todos los elementos agregados de SE Premium más rines únicos de 18 pulgadas, asientos deportivos delanteros con calefacción y tapicería de cuero genuino.

Motor y transmisión

Viene de serie con un motor de cuatro cilindros turbo-alimentado de 2.0 litros, con una potencia de 174 caballos de fuerza y 184 libras pies de torque.

Una transmisión automática de seis velocidades es la única transmisión disponible.

Diseño de Interiores

El Beetle es más grande y generalmente más fácil de usar que sus pocos competidores. Tiene controles colocados lógicamente y es fácil de ingresar y salir. Su techo también es lo suficientemente alto como para un par de adultos altos en el frente.

No hay mucho espacio en la cabina para objetos personales, y se accede al maletero por una abertura incómoda. Pero para ser justos, prácticamente todos los convertibles de tamaño o precio comparables sufren estos problemas.

El maletero del automóvil puede contener hasta 7.1 pies cúbicos, y  el espacio se puede ampliar volteando hacia abajo una o las dos mitades de los respaldos de los asientos traseros.

Los sistemas de información y entretenimiento, no son de vanguardia, pero es relativamente fácil de usar y la resolución de la pantalla es lo suficientemente nítida como para poder leerla rápidamente. Apple CarPlay y Android Auto se encuentran en todos los modelos excepto en el más básico.

Seguridad

Viene de serie con tracción y control de estabilidad, frenos de disco antibloqueo y bolsas de aire laterales delanteros. Un sistema telemático “Car Net” de Volkswagen, cuenta con la notificación del accidente, asistencia en carretera, localización de vehículos robados y desbloqueo de puertas a distancia.

Agrega cámara de visión trasera, monitoreo de puntos ciegos y alerta de tráfico cruzado trasero.

En carretera

La aceleración es relativamente fuerte, ya sea que se esté alejando de un semáforo o adelantándose en la autopista. Pero la desaceleración requiere más esfuerzo de lo previsto, porque los frenos no responden rápidamente.

La dirección es sensible y rápida en la carretera, y es ligera cuando se maniobra a velocidades lentas.

Es un convertible que no es particularmente emocionante conducir, pero la idea es disfrutar de la brisa del camino y del paisaje que recorra, y con el Beetle lo hará cómodamente.

Conclusión

El Beetle convertible apela a los nostálgicos y jóvenes liberales, así como un público que simplemente quiere un convertible práctico de cuatro plazas, que permite sentir el viento con el sonido de la música.

En comparación con otros pequeños retro de la moda como el Mini Cooper y el Mazda Miata, el Beetle cuenta con un asiento trasero más espacioso, y un área de carga más grande. Pero claro, no es tan divertido de conducir como su competencia, sobre todo en las curvas.

En general, por su ergonomía simple, un equilibrio aceptable entre el manejo deportivo y una conducción cómoda, una bodega de carga y una buena suspensión, esta última edición del Beetle convertible debe estar en su lista de consideración, si lo que busca es un convertible que ofrece estilo y funcionalidad, y en algún momento de su vida, recuperar su dinero.

Precio: Desde $ 25,995 hasta $ 29,995

Consumo: 23 mpg en ciudad/ 39 mpg en carretera

Comparte tu opinión.