YouTube toma medidas ante las elecciones presidenciales de Estados Unidos

Eliminará las cuentas que afecten la parcialidad de las campañas e infrinjan las políticas de comunidad

Ante el periodo de elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020, YouTube se suma a la iniciativa por la transparencia en las campañas electorales

De acuerdo con el comunicado oficial de YouTube emitido el 3 de febrero de 2020, se tomarán medidas estrictas en cuanto a publicación de contenido para asegurar que la plataforma de video no adopte posturas parciales con respecto a las elecciones presidenciales de Estados Unidos que se llevarán a cabo el 3 de noviembre de 2020.

La iniciativa tiene como objetivo mantener el estándar de calidad e imparcialidad que la plataforma de video promueve a través de sus políticas de comunidad, entre las que resaltan los lineamientos para evitar la desinformación, discursos de odio, suplantación de identidad, y campañas de desprestigio en materia política, social o económica.

Ante la cuestión sobre el contenido en el periodo de elecciones presidenciales, la iniciativa de YouTube tiene precauciones especiales y cerrará los canales que incurran en alguna de las siguientes acciones: manipular el material a cualquier nivel, en especial con herramientas técnicas, ya sea con el propósito de sacar de contexto alguna declaración, o incitar al odio; presentar censos incorrectos en el sector votante, para alterar las cifras oficiales; desacreditar los requisitos de candidatura, como hablar sobre nacionalidades falsas; intentos por usurpar identidad o declarar en nombre de organizaciones políticas; incrementar el tráfico de los canales con datos falsos o generados de manera artificial, a través de bots y otras plataformas para inyectar información como visualizaciones o clics.

Con respecto a la magnitud de los contenidos generados durante periodos de actividad política importante, cuyo estimado supera la cifra de 576 000 horas al día, según el estudio realizado por Craig Smith, estadista y analista de datos, el control directo sobre los canales requiere de un proceso automatizado para detectar posibles brechas y material que infrinja las políticas de comunidad.

Frente a la necesidad por automatizar los canales que requieren atención, YouTube generó un servicio de inteligencia, coordinado junto con Google’s Threat Analysis Gruoup (Grupo de Análisis de Riesgos de Google), para recolectar información a través de las huellas específicas (fingerprints) de los atacantes. Esta información se adquiere a partir de los exploradores de internet o dispositivos electrónicos que se utilizan al subir contenido, las huellas se almacenan en bases de datos y se comparan con los servidores de organizaciones como el Global Internet Forum (Foro Internet Global)

Asimismo, YouTube prevé que las medidas de control de contenidos sean una estrategia para reconocer y premiar a todas las instancias que generen contenido de calidad, informativo y crítico, cuyo objetivo incluye aumentar la visibilidad para llegar a un público más amplio; a propósito de la visibilidad, en colaboración con Google, entre las medidas de control figura la transparencia en los gastos de publicidad, con la intención de informar a los usuarios sobre quiénes gastan, cuánto invierten, y cuántas visitas generan, y proporcionar estas cifras al dominio público.

Comparte tu opinión.