103-108: Joel Embiid empuja a los 76ers sobre los Celtics en el último cuarto

0
114
Fotografía de archivo en la que se registró a Joel Embiid (i), pívot de los Sixers de Filadelfia, quien aportó un doble doble de 41 puntos y 10 rebotes para guiar el triunfo a domicilio de su equipo 103-108 sobre los Celtics de Boston. EFE/Erik S. Lesser

Boston (EEUU), (EFE).- Los Philadelphia 76ers vencieron a los Celtics 103-108 en Boston en un partido apretado en el que destacó la actuación del pívot de Filadelfia, Joel Embiid, que anotó un total de 41 puntos de los que 17 llegaron en el último cuarto del encuentro.
Con la victoria, los de Filadelfia superan en la clasificación de la Conferencia Este a los Celtics y se cuelan entre los seis primeros equipos del ránking.
En un partido en el que el marcador nunca mostró una diferencia de más de 6 puntos, el mejor jugador fue el Sixer Joel Embiid, que logró un doble doble con 41 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias, 2 robos de balón y 4 tapones. Su compañero Seth Curry terminó con 26 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias y 1 robo.
Por Boston, el jugador más destacado fue Jaylen Brown, con 30 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y 2 robos de balón. Jayson Tatum se quedó en 17 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias, 2 robos y 2 tapones.
Los dos equipos sufrieron cada uno 7 bajas por los protocolos de la covid y lesiones aunque los Celtics recuperaron a Dennis Schroder y Tatum.
A pesar del intenso apoyo hacia los Celtics de los 19.156 aficionados que acudieron al TD Garden de Boston, el primer tiempo se lo llevaron con facilidad, 20-28, los 76ers que tuvieron en Tobias Harris y Curry sus hombres más efectivos, con 9 y 10 puntos respectivamente en el periodo.
PRIMER CUARTO PARA LOS 76ERS
Y aunque los visitantes dominaron en el marcador, la espectacularidad la pusieron los Celtics, con dos espectaculares robos de balón de Marcus Smart, uno de ellos con carrera de aro a aro que el escolta de los Celtics transformó en dos puntos con un mate sensacional.
En el segundo cuarto, ambos equipos empezaron a jugar como si fuera el último. A mitad del segmento, un mate del local Aaron Nesmith, tras rebote y pase de Tatum, levantó a los aficionados de los Celtics de sus asientos.
A 2 minutos del final del segundo cuarto, Tatum se hizo con un rebote y proporcionó un pase largo a Brown en el campo contrario. El estadio volvió a rugir con la asistencia que Brown sirvió desde la línea de 3 a un Smart volador, que atrapó la bola en el aire cerca del cristal para machacar la canasta sin piedad en un “alley oop” de antología.
EMBIID, DECISIVO
Al final del segundo cuarto, la ventaja de los visitantes se había reducido a 49-51. Curry sumaba 18 puntos, con 2 triples de 2 intentos, 2 rebotes, 2 asistencias y un robo mientras que Embiid tenía 17 puntos, 3 rebotes y 1 tapón.
Comenzando el tercer cuarto, Smart consiguió de tiros libres el primer empate del partido, 51-51, mientras una canasta de Brown ponía a Boston por encima en el marcador, 55-53. Los Boston aprovecharían el periodo para aumentar su distancia que llegó a 5 puntos, 80-75, al término del tercer cuarto.
En el cuarto final, los Celtics llegaron a acumular una ventaja de 7 puntos, 97-90, a falta de 4 minutos para el final del partido gracias a la actuación de Payton Pritchard, que había empezado el partido desde el banquillo.
Pero varios fallos consecutivos de Brown y sobre todo Tatum permitieron a los 76ers acercarse al marcador 97-96 a falta de 2.20 minutos. A un minuto del final, la situación había dado la vuelta, 100-101.
En ese momento es cuando apareció Embiid. El pívot no falló ninguno de sus tiros y anotó los últimos 7 puntos de su equipo, además de robar un balón, lo que dejó el marcador final en 103-108 para los 76ers.
Iñaki Estívaliz

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here