El Periódico USA | En español del Rio Grande Valley, Texas.

103-114: Los Lakers no se salvan de la debacle ante los Raptors

LeBron James, alero estrella de los Lakers de Los Ángeles, fue registrado este lunes, durante un partido de la NBA contra los Raptors de Toronto, en el coliseo Crypto Arena, en Los Ángeles (California, EE.UU.). EFE/Armando Arorizo

Los Ángeles (EE.UU.), (EFE).- Cambia el rival cada noche, pero las debacles se acumulan sin fin. Solo un día después de derretirse ante los Phoenix Suns (140-111), Los Angeles Lakers se hundieron ante unos Toronto Raptors que solo sufrieron levemente en los últimos minutos del partido (103-114).
Mucho más atléticos, potentes y decididos, los Raptors destrozaron a los Lakers en el primer cuarto (12-33) y se movieron con placidez en el entorno de los 20 puntos durante el encuentro.
El orgullo herido de los Lakers salió en la recta final hasta ponerse a 9 puntos, pero los de Toronto conservaron la calma para sumar su cuarta victoria consecutiva.
Desde el All-Star, los Lakers (29-39) solo han ganado 2 de sus 10 encuentros (los 2 en los que LeBron James metió más de 50 puntos) y siguen novenos en el Oeste todavía con cierto peligro de quedar fuera del play-in.
Gary Trent Jr. (28 puntos y 5 rebotes), Pascal Siakam (27 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias) y Scottie Barnes (21 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias) lideraron a los Raptors que metieron 54 puntos en la pintura y que aplastaron a los Lakers en el rebote (64 frente a 43).
LeBron (30 puntos y 9 rebotes) y Talen Horton-Tucker (20 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias) destacaron en los Lakers.

INICIO TERRIBLE
El primer cuarto fue un resumen condensado y doloroso de las desgracias que atormentan a los Lakers.
Terrible apatía en defensa, LeBron solo contra el mundo en ataque, numerosos errores, falta de actitud y contundencia en cada choque…
Con ese panorama, los Lakers se vieron rápidamente despachados por unos Raptors que no esperaron a que sus rivales se pusieran las pilas (2-13 a falta de 8.59).
Con 6.53 en el primer parcial, Frank Vogel tuvo que pedir su segundo tiempo muerto al ver que los Raptors les estaban masacrando (2-19).
Muy superiores físicamente y con una actitud radicalmente opuesta a la de los Lakers, los Raptors se dejaron guiar por un Scottie Barnes (15 puntos y 7 de 8 en tiros) que hizo lo que le vino en gana en esos doce minutos.
El marcador tras el primer cuarto (12-33) solo reflejaba en parte el desastre de unos Lakers deprimentes en todas las facetas: 3 de 25 en tiros de campo, 0 de 13 en triples y 18 puntos concedidos en la pintura.
El barco de los Lakers hacía aguas por todos lados, pero un buen ejemplo de su naufragio fue que fallaron 16 triples seguidos antes de meter su primer tiro de tres cuando faltaba 7.30 para el descanso.
La mejor representación de la frustración angelina la protagonizó LeBron James cuando, tras el enésimo rebote ofensivo de los Raptors, golpeó con rabia el balón varias veces en el suelo para exigir más a sus compañeros.
Pareció surtir efecto, ya que los Lakers, con renovadas energías, ofrecieron una imagen más digna en un segundo parcial en el que llegaron a ponerse a 13 puntos.
Sin embargo, un mal broche del segundo cuarto volvió a situar el marcador en el ámbito de los 20 puntos en el que los Raptors vivían sin preocupaciones (40-58).
Scottie Barnes (17 puntos) y Pascal Siakam (11 puntos) fueron los mejores de unos Raptors que dominaron el rebote en la primera mitad (32 por 22) y que fueron claramente mejores en el tiro (46,8 % en tiros de campo frente a 26,7 %).
Ningún jugador angelino llegó a los 10 puntos en la primera mitad (Russell Westbrook fue el más destacado con 9 puntos).

REACCIÓN FANTASMA
En la reanudación, los Lakers confundieron intensidad con precipitación y con 9 minutos por jugarse en el tercer cuarto ya estaban en bonus.
LeBron intentó encender la chispa de la remontada desde el triple, pero Gary Trent Jr. (15 puntos en el tercer cuarto) fue demasiado para la desarbolada defensa local (54-81 con 4.08 por disputarse).
Los canadienses flirtearon con una diferencia de 30 puntos en el tercer parcial, pero un triple sobre la bocina de Talen Horton-Tucker dejó la distancia en “solo” 20 puntos (71-91).
Con el respaldo de Horton-Tucker, LeBron siguió remando en el último cuarto y los Lakers llegaron a ponerse a 9 puntos (97-106 a falta de 2.19).
Sin embargo, los Raptors no dejaron espacio para la sorpresa y pusieron la rúbrica a nueva noche de llantos para los Lakers.
David Villafranca

Exit mobile version